Lo más importante

Cuatro anticuerpos alertan de la diabetes 1 en los niños más pequeños

Detectados en sangre, permitirán iniciar el tratamiento más precozmente y retrasar los síntomas

0 Comentarios
0 Comentarios

Detectar la diabetes tipo 1 antes de que aparezcan los primeros síntomas. Eso es lo que se podría hacer gracias a cuatro marcadores o autoanticuerpos en sangre que ha identificado un equipo de la Universidad de Lund (Suecia), que además permitirían iniciar el tratamiento mucho más precozmente.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que, a diferencia de la diabetes tipo 2, más asociada con el estilo de vida y la obesidad, suele aparecer en la infancia y es el resultado de que el cuerpo es incapaz de producir la hormona insulina. Se produce cuando las células beta en el páncreas son destruidas por los autoanticuerpos y, por ello, el cuerpo ya no puede producir insulina y no puede regular los niveles de azúcar en la sangre.

Pero ahora, gracias a los investigadores del Estudio TEDDY, esta situación podría prevenirse mucho antes. Tal y como explica en la revista «Diabetologia» el investigador Ake Lernmark, la medición de los niveles de autoanticuerpos en la sangre de los niños indica si su sistema inmunológico ha comenzado a atacar las células beta. Así, explica este experto de la Universidad de Lund que los autoanticuerpos aparecen años antes de que se diagnostique la enfermedad.

Primeros años de vida

El estudio TEDDY engloba a 8.600 niños con un aumento del riesgo hereditario de diabetes tipo 1 de Suecia, EE.UU., Alemania y Finlandia. El 6.5% tuvo sus primeros autoanticuerpos antes de los seis años. De estos niños, 44% tenía un autoanticuerpo dirigido a la insulina, el 38% tenía autoanticuerpos GAD65 antes de las dos, y el 14% tenía dos autoanticuerpos a los tres años.

Es decir, explica, «hemos visto que la aparición de autoanticuerpos contra las células productoras de insulina se produce durante los primeros años de vida, pero la enfermedad no se diagnostica hasta unos diez años más tarde. Ahora sabemos dónde buscar para comprender por qué se desarrollan estos autoanticuerpos y qué debemos buscar en los primeros años de vida», dijo a Reuters Lernmark. Los anticuerpos son proteínas que se encuentran en la sangre. Su presencia indica que el sistema inmunitario ha atacado a un cuerpo extraño. Los autoanticuerpos indican una enfermedad autoinmune. Es decir, que sugieren que el sistema inmunológico ataca las células saludables o buenas, es decir aquellas que son productoras de insulina.

Tratamiento más precoz

El trabajo revela los factores desencadenantes de la diabetes tipo 1 en los niños en una etapa mucho más temprana de lo que hasta ahora era posible. El paso siguiente es analizar a todos los niños de cuatro años en Suecia. «Por primera vez se permitirá a los investigadores observar y estudiar los mecanismos que desencadenan».

El nuevo descubrimiento podría conducir a un tratamiento más temprano y permitirá usar menores dosis de insulina. Incluso podría permitir posponer o evitar los síntomas a medida que avanza la enfermedad.

Los investigadores aún no saben por qué se producen los ataques inmunes a las células productoras de insulina. Lernmark sugiere que unvirus puede ser el responsable: «Todavía no se sabe qué hace que el sistema inmunológico empiece a atacar las propias células productoras de insulina. Así que si asumimos que hay un virus es responsable, el objetivo será hacer una vacuna contra ese virus».

 

Fuente: abc.es

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo