Lo más importante

Currículas universitarias adecuadas a la ley de Salud Mental

Representantes de universidades públicas y privadas de todo el país de las carreras de Medicina, Psicología, Enfermería, Trabajo Social y Abogacía analizaron cómo adecuar los planes de estudios a la Ley Nacional de Salud Mental
0 Comentarios
0 Comentarios

Días pasados culminó el último encuentro para la adecuación de las currículas de las carreras de Medicina, Psicología, Enfermería, Trabajo Social y Abogacía a los postulados de la Ley Nacional de Salid Mental Nº 26.657. El Documento Marco, que reunirá todos los acuerdos alcanzados por mandato del artículo 33 de la mencionada ley, será presentado a mediados de este año.

Las altas casas de estudio participantes acordaron, además, la futura realización de jornadas intra e inter universitarias con actores académicos y comunitarios, y la conformación de una red institucional para facilitar las acciones tendientes a la adecuación de las currículas al nuevo paradigma de salud mental.

En esta última reunión los debates se centraron en diversas temáticas vinculadas a la salud pública. Así, un panel de especialistas disertó sobre gestión; epidemiología; realidad local; determinantes sociales; promoción de la salud; enfoque comunitario y clínica de la subjetividad; abordaje de consumo problemático de sustancias; e intervenciones en la infancia, entre otras temáticas.

Los consensos logrados en esta última reunión y en las anteriores, en el marco del proyecto "Lineamientos para Adecuar la Formación de Profesionales a la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657" pasarán por una serie de etapas como elaboración final, validación definitiva y presentación oficial del Documento Marco que se realizará a mediados de este año.

La Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones (DNSMyA), en calidad de Autoridad de Aplicación de la Ley N° 26.657 y dando cumplimiento al mandato de su artículo 33, ha venido trabajando en las recomendaciones a las universidades junto a la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) y la Comisión Nacional Interministerial en Políticas de Salud Mental y Adicciones (CONISMA) para que la formación de los profesionales en las disciplinas involucradas sea acorde con los principios y políticas de la ley , haciendo especial hincapié en el conocimiento de las normas y tratados internacionales en derechos humanos y salud mental.

Para resolver la necesaria adecuación, el Plan Nacional de Salud Mental (PNSM) se propuso consensuar con las universidades y centros de estudios, mecanismos para contribuir a garantizar la calidad de la formación, con base en el modelo comunitario e incorporando la apertura hacia nuevas prácticas y la participación de recursos humanos no convencionales para los abordajes integrales.

En ese sentido, en octubre y diciembre pasados, cuando fueron realizados el primer y segundo encuentro, las universidades participantes valoraron la participación activa de organizaciones de usuarios y familiares de la red de servicios de salud mental.

Uno de los preacuerdos en proceso es revisar las prácticas de observación de pacientes con el objeto de jerarquizar en ellas a los colectivos que los representan y no solo centrarse en casos individuales e institucionalizados. El objetivo de esta instancia formativa es facilitar el acceso a un conocimiento más contextualizado de los padecimientos de salud mental.

Hubo avances también para que los dispositivos comunitarios –casas de medio camino, residencias y emprendimientos socio productivos- se constituyan como ámbitos de formación. La voz testimonial de los colectivos sociales vulnerables, como los migrantes y las minorías sexuales, será revalorizada en las futuras prácticas curriculares. Otros ejes de discusión fueron la relación salud mental–justicia, salud mental–comunicación, la interculturalidad y los adultos mayores.

 

Fuente: saludnews24.com.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo