Lo más importante

¿Dificultades para dormir?

Existen una serie de cuestiones a tener en cuenta para lograr conciliar el sueño
0 Comentarios
0 Comentarios

Tener un sueño reparador es clave para gozar de buena salud, tanto física como emocionalmente. El sueño nos permite descansar de las actividades que realizamos a diario, nos ayuda a recargar energías para el día siguiente y contribuye al buen funcionamiento de todo nuestro organismo. Sin embargo, el estilo de vida actual, el uso de la tecnología y muchos otros factores han disminuido significativamente la calidad de sueño de las personas, convirtiéndose en una de las causas de muchos trastornos de salud.

Existen diferentes factores que pueden influir en la falta de sueño y los diferentes trastornos por no dormir. Si estás teniendo dificultades para dormir, quizá estés frecuentando hábitos que interrumpen tu descanso sin que te des cuenta. A continuación, te compartimos las 9 cosas que debés evitar antes de acostarte para lograr un sueño reparador.

Bebidas alcohólicas

El consumo de bebidas alcohólicas en un principio puede causar sensación de sueño, pero esto es algo que engaña al organismo. Una vez el cuerpo empieza a metabolizar el alcohol, el ciclo de sueño que parece ser reparador, se reduce significativamente. La alteración de sueño conduce a despertarse cansado y sin posibilidades de concentrarse bien. Además, el alcohol actúa como un diurético, que te hará despertarte en medio de la noche con ganas de orinar, interrumpiendo el sueño.

Dispositivos electrónicos

Son varios los estudios que han determinado el daño que provocan las luces de los dispositivos electrónicos en la calidad de sueño. Las luces emitidas por el celular, la computadora, las tabletas e incluso el televisor pueden interrumpir el sueño, ya que impiden la producción de melatonina, que es la hormona del sueño. Los expertos recomiendan alejar este tipo de dispositivos de la habitación y evitar su uso, por lo menos, desde una hora antes de ir a dormir.

Pastillas o medicamentos

El consumo de pastillas u otros medicamentos también pueden influir en la interrupción del sueño. En este caso, es bueno consultar al médico y preguntarle si hay otras alternativas para consumir antes de dormir. Por ejemplo, las pastillas antidepresivas pueden tener efectos sobre el sueño en cualquier sentido. Las pastillas para dormir pueden crear una dependencia y esto también afecta el sueño. Además, los medicamentos para combatir los dolores pueden causar malestar estomacal e interrumpir el sueño.

Alimentos picantes y ricos en grasa

El consumo de alimentos picantes o ricos en grasa antes de dormir puede alterar el sueño, ya que estos están relacionados con el reflujo ácido y otros problemas estomacales durante la noche. Por esta razón, los expertos recomiendan evitar estos alimentos en horas de la noche y optar por una cena ligera, la cual debe ser consumida unas dos horas antes de ir a dormir para darle tiempo al cuerpo a hacer la digestión.

Beber té o café

Tanto el té como el café actúan como estimulantes en el cuerpo e impiden la buena calidad de sueño cuando se consumen en horas de la noche. Estas dos bebidas tienen propiedades diuréticas, que posiblemente interrumpirán el sueño por deseos de orinar. Además, tanto el té como el café contienen cafeína, que puede impedir la conciliación del sueño.

Cigarrillo

Aunque los fumadores aseguren sentirse relajados después de fumar, lo cierto es que la nicotina del cigarrillo actúa como un estimulante que puede causar o empeorar el insomnio. Esto es aplicable para todo tipo de cigarrillos, parches, pipas o cualquier elemento que contenga nicotina.

Entrenamiento intenso

La noche parece ser el mejor momento para ejercitarse para muchas personas. Algunos solo tienen este tiempo para practicar deporte y disfrutar de todos los beneficios que le aporta a la salud. Sin embargo, este ejercicio no debe excederse ya que, de ser muy intenso, podría alterar la calidad de sueño.

Hablar de problemas

Si tienes problemas o alguno de tus familiares está pasando por un mal momento, lo mejor es hablarlo en horas de la mañana después de haber descansado correctamente. Cuando se tratan problemas o se viven situaciones estresantes antes de dormir, esto puede impedir la conciliación del sueño. El estrés y la sobreestimulación antes de dormir pueden causar retraso en la falta de sueño, o “parasomnia”.

Trabajar hasta tarde

Muchas veces no tenemos otra opción que trabajar en horarios extendidos para poder cumplir con las diferentes obligaciones. Sin  embargo, esto no debe convertirse en un hábito, ya que puede ocasionar problemas de sueño, ansiedad, nervios y problemas de concentración.

 

Fuente: mejorconsalud.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo