Lo más importante

Dilma defendió el ajuste fiscal y le respondieron con cacerolazos

La presidenta de Brasil envió un discurso en defensa de las medidas adoptadas por el gobierno y en varias ciudades se hicieron oír las protestas

     Comentarios
     Comentarios

El discurso pronunciado el domingo a la noche por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, provocó cacerolazos y otras manifestaciones de protesta en varias regiones del país, actividades que el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) adjudicó a un plan "orquestado" por la oposición.

En su mensaje por el Día Internacional de la Mujer, la mandataria defendió el ajuste fiscal que está implementando su gobierno para recomponer el deterioro económico, y que consiste, entre otras iniciativas, en aumento de impuestos y reducción de algunos beneficios fiscales y laborales. 

Los cacerolazos y los abucheos se produjeron, según la prensa local, en barrios de clase media y alta de al menos doce capitales regionales.

El vicepresidente del PT, Alberto Cantalice, afirmó hoy en un comunicado que las protestas responden a "una orquestación con sesgo golpista que parte principalmente de los sectores de la burguesía y de la clase media alta".

Según el PT, las protestas fueron organizadas y "financiadas" por partidos de la oposición y "fracasaron", puesto que no se generalizaron "y no repercutieron en las áreas populares".

Según informa el diario Folha de Sao Paulo, durante la cadena televisiva se produjeron bocinazos, cacerolazos, juegos de luces de automóviles y de viviendas y sonoros abucheos en al menos 12 capitales provinciales: Belém, Belo Horizonte, Brasilia, Curitiba, Fortaleza, Goiania, Maceió, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro, Sao Paulo y Vitória.

Fuente: Tçe

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo