Lo más importante

Diseñan prótesis con conexión directa al hueso, nervios y músculos

Sería la primera prótesis en el mundo que permitiría a las persona tener sensaciones, libre movilidad e incluso manejarla con la mente
0 Comentarios
0 Comentarios

Max Ortiz Catalán es el científico mexicano radicado en Sucia, encargado de crear la primera prótesis de brazo conectada directamente al hueso, nervios y músculos. Es una extensión del brazo, diseñada para permitir a la persona tener sensaciones y manejarla de manera intuitiva.

La extensión de la extremidad se realiza por medio de la oseointegración, a través de un implante de titanio y la unión de interfaces neuronales y musculares. Asimismo, posee un sistema de electrodos del cual se obtiene una señal estable, que permite un control preciso (por ejemplo, tomar objetos como una pelota) y aporta sensaciones, como si la prótesis fuese una mano propia.

Literalmente, por medio de un tornillo de titanio conectaron la prótesis al hueso. “Por dentro del tornillo van una serie de conectores que transportan las señales eléctricas hacia y desde unos electrodos insertados en sus nervios y músculos”, dice Ortiz Catalán.

El científico explicó que gracias al sistema de electrodos que se conecta con músculos y nervios, se obtienen señales estables que permiten un control preciso de los objetos y se tienen sensaciones como si se tratara de la propia extremidad.

Esta prótesis es uno de las principales aportes de su trabajo, cuyos resultados fueron publicados en Science Translational Medicine.

El aparato posee dos partes: un implante y una prótesis. La primera parte requiere una cirugía en la que se coloca una pieza de titanio dentro del hueso y se instala un sistema de control que conectan electrodos a los músculos y nervios. La segunda es una prótesis desmontable, que mantiene una conexión mecánica con el hueso y otra eléctrica con los electrodos implantados.

Según el sitio Lacapital.com, en el mundo hay casi 400 personas ya cuentan con el implante de titanio. Sin embargo, hay sólo dos con el sistema de electrodos implantados en nervios y músculos. Pero se espera que este 2016 más de 10 pacientes puedan recibir el sistema de control neural.

La innovadora investigación se desarrolló en la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia, en colaboración con el Hospital Universitario Sahlgrenska y la compañía Integrum AB.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo