Dólar, tarifas, importación: los reclamos que atravesaron el festejo de los industriales

El titular de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), Guillermo Moretti, aseguró que "los países desarrollados no adoptan el liberalismo con fanatismo ideológico". Estuvo Lifschitz y el secretario de Industria de la Nación
     Comentarios
     Comentarios

La Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) celebró el Día de la Industria con almuerzo en la localidad de Armstrong del que participaron unos mil empresarios de toda la provincia. Durante el acto, hablaron el gobernador Miguel Lifschitz, el Secretario de Industria de la Nación, Fernando Grasso, el presidente de UIA, Miguel Acevedo y el presidente de Fisfe, Guillermo Moretti. 

El titular de Fisfe señaló: “Desde su reunificación en el año 2001, hemos sido consecuentes a la idea de que cuidar la industria, es cuidar a quien agrega valor. Y jamás hemos sido consecuentes de ningún gobierno. También decíamos antes y decimos hoy que los países más desarrollados del mundo son industriales, y que los países desarrollados no adoptan el liberalismo con fanatismo ideológico. Los Estados Unidos -si se quiere un ejemplo de esto a nivel mundial- regulan el ingreso de mercadería importada. Y protegen su mercado interno”.

Moretti planteó un recorrido histórico y cuestionó: “En aquel 2001, los funcionarios nos pedían eficiencia a los industriales. Se nos desacreditaba. Lo mismo pasa hoy. ¿No les parece un dramático deja vú? Sabemos que si hubo ineficientes en la industria, estos desaparecieron hace rato. Hoy los industriales, como en la teoría de Darwin, parece que tenemos que adaptarnos para sobrevivir”.

“Estamos funcionando al 60 por ciento de la capacidad productiva -continuó-. Con tarifas dolarizadas. Con medidas que, citando al propio presidente de la Nación, son “malas, malísimas”. Por eso creemos que lo que hay que diseñar es una estrategia de desarrollo. No se puede apostar al sector financiero, lejos de la economía real. Lo dijimos desde siempre en Fisfe y lo seguimos diciendo ahora”.

También reclamó a nivel provincial “la infraestructura para trasladar la producción, la necesidad de ampliar la oferta energética o tener una legislación que nos permita competir en igualdad con otros distritos”. “En este último caso, voy a nombrar dos demandas: el seguro de caución medioambiental y que finalmente se adhiera a la Ley de ART”, agregó.

La mirada desde Nación

El secretario de Industria de la Nación, Fernando Grasso, afirmó que "la industria está presente en todas las oportunidades que tiene la Argentina para crecer: energía, agroindustria y construcción, entre otros".

"Pero además de estabilidad macro, condición necesaria y fundamental para el desarrollo, tenemos que seguir trabajando en un acuerdo productivo federal que integre a todas las regiones y sectores. Con las mesas sectoriales estamos avanzando, sector por sector, en distintas medidas que nos permiten mejorar la competitividad de muchos sectores industriales. Ya lanzamos las de automotriz, energías renovables y maquinaria agrícola, entre otras, con muy buenos resultados en materia de apoyo al proceso de inversión, desarrollo de proveedores y simplificación productiva, entre otras variables. La semana que viene lanzaremos la mesa de madera y muebles en Cañada de Gómez", dijo Grasso.

"Más allá de la coyuntura, seguimos comprometidos con un sendero de reducción de impuestos que se logrará mediante el pacto fiscal y la reforma tributaria, con la baja de los costos logísticos y la simplificación de la relación de las empresas con el Estado. Estamos trabajando también en distintas medidas para incorporar herramientas de industria 4.0 en las PyMEs argentinas, la tecnología brinda enormes oportunidades para la mejora de la productividad. Estas son algunas de las reformas estructurales que nos permitirán avanzar hacia una industria fuerte, competitiva y preparada para los desafíos del futuro", agregó.

Lifschitz: “No hay economía que pueda funcionar con estas tasas”

El gobernador Miguel Lifschitz recordó “a los padres del industrialismo argentino, como fueron Savio y Mosconi” y a la pequeña industria que “casi fue desarrollada a contramano de lo que hacían los gobiernos. Si el país se pareciera a Armstrong tendíamos un país fantástico. Tiene que haber una mirada federal, un desarrollo sustentable ambientalmente”.

Lifschitz añadió: “Creo que no hay desarrollo sin industria. Miremos el pasado de la Argentina. Sus mejores momentos fue cuando hubo más desarrollo industrial. No hay economía que pueda funcionar con tasas a las que están hoy. Y recuperar el crédito en pesos. Lejos de una nueva convertibilidad y una dolarización, como algunos quieren instalar, tenemos que recuperar el ahorro en pesos, confiable y para financiar el desarrollo nacional. Y en cuanto a temas de actualidad nacional que se debaten hoy, hay que congelar por un tiempo las tarifas y los combustibles, así como mantener la obra pública”.

Comentarios