El Messi de los perros

Olvídense de La Pulga, de Cristiano Ronaldo o de cualquier otra figura del firmamento fútbol; este animal la rompe con la “caprichosa” entre las patas. No sólo encara y marea, además ataja y mete goles. Un distinto
     Comentarios
     Comentarios

Comentarios