Lo más importante

El angioedema hereditario, que afecta a miles de argentinos, no debe confundirse con alergia

El Angioedema Hereditario (AEH) es una enfermedad poco frecuente que no debe confundirse con alergia, ya que tiene características muy precisas pero un abordaje médico diferenciado y la falta de diagnóstico puede ser mortal
     Comentarios
     Comentarios

Así lo alertaron especialistas en el marco del XXXVIII Congreso Anual de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (Aaaeic).

"Dado que el AEH tiene una prevalencia de entre uno cada 10.000 a uno cada 50.000 individuos, puede estimarse que entre 800 y 4.000 argentinos viven con esa patología, aunque hasta un 40 por ciento de ellos no está debidamente diagnosticado, lo que les impide acceder a un tratamiento adecuado", dijo a Télam René Baillieau, presidente del Congreso que se realizará del 13 al 15 de agosto en Buenos Aires y reunirá a más de 1.200 expertos de todo el mundo.

El especialista en alergia e inmunología precisó que la enfermedad es de origen genético y se caracteriza por la deficiencia de la proteína plasmática C1 inhibidor, lo que produce episodios de hinchazón (edemas) severos, dolorosos y de aparición espontánea en la piel (generalmente manos, rostro y pies), el tracto gastrointestinal y la laringe.

"El problema es cuando los edemas se manifiestan en la laringe o la garganta, ya que pueden obstruir las vías respiratorias y causar la muerte. Muchas personas son atendidas por presuntos episodios de alergia y recién son diagnosticadas después de un cuadro severo de edema de glotis o laringe, lo que pone en riesgo sus vidas", aclaró.

Y agregó: "El diagnóstico es muy sencillo si el médico está entrenado y conoce la enfermedad, porque puede detectarse a través de un simple análisis de sangre. Pero no todos la conocen, lo que hace a los pacientes perder tiempo y plata hasta que finalmente llegan al diagnóstico".

Si el paciente tiene hinchazón o edemas, cólicos intestinales inexplicables y no responde a los antialérgicos, "debe saber que puede tratarse de AEH y alertar al médico", completó el especialista.

En ese sentido, Débora Seigelshifer, presidenta de la Aaaeic, precisó a Télam que el abordaje de los episodios de edema consiste en la aplicación inmediata por vía subcutánea de una medicación que el paciente debe tener en su casa o llevar consigo, "ya que en la mayoría de los casos los médicos los entrenan para una autoaplicación exitosa".

"Muchas veces en las guardias, si no está presente un especialista, los síntomas pueden confundir al médico, que trata al paciente por un cuadro de alergia. Eso representa la pérdida de una oportunidad de detectar un caso de AEH y de orientar a ese individuo en forma adecuada", coincidió Gabriel Gattolin, ex presidente de esa Asociación.

Daniel Vázquez, secretario general de la Aaaeic, afirmó que "es inconcebible que haya pacientes con AEH caminando por la calle que desconocen su enfermedad. Muchas veces, incluso, ya han sobrellevado cuadros de edema y siguen sin diagnóstico".

"Por ahora la patología no tiene cura porque se trata de una alteración genética, así que creemos que no va a tenerla por al menos varios años más. Lo que sí existe son terapias paliativas que bajan drásticamente la mortalidad en los pacientes y tienen un gran impacto en su calidad de vida, ya que les permiten vivir con normalidad", apuntó.

El experto detalló que desde diciembre de 2013 está disponible en la Argentina una terapia novedosa indicada para el ataque agudo en pacientes mayores de 18 años, llamada "Icatibant", que se aplica mediante una inyección subcutánea en el abdomen.
"Se recomienda a todos los pacientes que lleven un par de dosis consigo a todos lados para tratar eventuales crisis. Estamos en una etapa de difusión y capacitación sobre la patología para médicos emergentólogos, porque no hay un hospital de cabecera donde tratar la enfermedad. Sí existe la Aaaeic, que puede asesorar y derivar a los pacientes a especialistas en todo el país", señaló.

Y completó: "Hay mucho que hacer todavía y la difusión es muy importante. Tanto médicos como pacientes deben estar informados".

Durante el Congreso se abordarán además temáticas como fisiopatología de las principales enfermedades alérgicas, asma, rinoconjuntivitis, eccema, urticaria, reacciones adversas a medicamentos y alergias por alimentos, entre otras.

Fuente: telam.com.ar

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo