El nuevo hospital Iturraspe de Santa Fe, “un lujo para todos”

El gobernador inauguró anoche el flamante edificio de 30 mil metros cuadrados y 260 camas, que demandó una inversión oficial superior a los $ 2200 millones. “Es el más moderno de la Argentina”, consideró

     Comentarios
     Comentarios

El nuevo edificio del centenario hospital Iturraspe fue inaugurado ayer por el gobernador Miguel Lifschitz. Las actuales instalaciones ubicadas en Blas Parera y Gorriti, una zona estratégica del norte de la ciudad, se extienden por 30 mil metros cuadrados y contienen 260 camas. Demandó una inversión oficial superior a los $ 2200 millones.

“Es un orgullo poder estar inaugurando esta obra en un tiempo donde la palabra de la política está tan devaluada. Dijimos que íbamos a hacer cinco hospitales nodales y ya hay dos inaugurados, otro que vamos a inaugurar este mes (en Reconquista) y los otros dos, en Rafaela y Rosario, que vamos a dejar encaminados para que puedan ser inaugurados por el próximo gobernador. También dijimos que íbamos a hacer 80 Centros de Atención Primaria y ya vamos por más de 100 en toda la provincia”, afirmó Lifschitz.

"Esta es una obra que al día de hoy cuesta $ 2500 millones y la hicimos con recursos de la provincia de Santa Fe, priorizando la salud pública y, al mismo tiempo, hicimos cinco como este y el Cemafe”, valoró el gobernador. El nuevo hospital nodal prioriza la atención de casos perinatológicos. Por eso cuenta con una Maternidad de Nivel 3B, el máximo de complejidad que puede y debe tener según exigen las normas nacionales e internacionales, tanto para la atención de la madre como del niño. En cuanto a la guardia externa, se convierte en el lugar de atención inicial de las emergencias de toda índole, como politraumatismos, accidentes viales, entre otros casos críticos tanto adultos como pediátricos. Y se organiza bajo la estrategia de Triage, lo que garantiza mayor eficiencia y rapidez en la respuesta, porque la misma se clasifica y define según el tipo y gravedad de los casos.

Según explicaron fuentes oficiales, el nuevo hospital brindará asistencia a usuarios del sistema que requieran exclusivamente internación con un nivel de cuidados intermedios-altos. Para ello, la oferta ambulatoria que se brindaba en el anterior efector será referenciada al Cemafe con la lógica de atención de pacientes ambulatorios de primer y segundo nivel.

En cuanto a la inversión en tecnología, la inversión oficial no solo fue destinada a su construcción sino también a la adquisición de equipamiento y tecnología de última generación.

Por otro lado, Lifschitz destacó a los trabajadores del hospital “que traen toda la historia y todo el prestigio de esta institución, que nació hace más de cien años. Este efector se convirtió en una de las referencias de la salud pública, no solo en la ciudad de Santa Fe sino de la provincia”. A continuación, agregó: “El nuevo edificio del hospital Iturraspe es el más moderno de la Argentina, y lo va a ser por muchos años, tanto por su arquitectura, diseñada para la medicina del siglo XXI, como por todo su equipamiento. Es un verdadero lujo, y no un lujo para pocos, sino un lujo para todos, para el pueblo de Santa Fe".

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti, manifestó "una enorme alegría de ver este viejo sueño concretado. Cuando las políticas de Estado se sostienen en el tiempo aquí están los resultados; cuando nos trascienden y garantizamos los derechos que nos propusimos aquí están los logros".

Por otro lado, la ministra de Salud, Andrea Uboldi, sostuvo: “Cuando hablamos de salud significa que garantizamos un derecho y nosotros teníamos una deuda con la zona norte de la ciudad. Estamos muy orgullosos de este hospital. Después de un mes de pruebas, vamos a hacer una mudanza para traer a todo el personal y pacientes al nuevo edificio”, concluyó.

Comentarios