Lo más importante

El testimonio de uno de los rehenes de Bernardo de Irigoyen

El juez de paz contó que los delincuentes que coparon el pueblo decían que eran de la ciudad cordobesa de Villa María
0 Comentarios
0 Comentarios

Raúl Bonansea, juez de paz de Bernardo de Irigoyen, fue uno de los rehenes de la banda que prácticamente tomó el pueblo este viernes a la mañana. "Me sacaron el celular y me dijeron que no hiciera nada. Decían que eran de Villa María", dijo horas después de vivir esa pesadilla en diálogo con el programa A diario, que conduce Alberto Lotuf en Radio 2.

Bernardo de Yrigoyen es un pueblo chico. El juzgado de paz está al lado de la Comuna y el banco. Las tres oficinas fueron tomadas por los elincuentes. A Bonansea lo encerraron en el baño. "Sentía golpes de un lado y del otro. Al comisario lo metieron en un calabozo; robaron armas y dinero", mencionó.

La cifra que robaron –260 mil pesos según los primeros cálculos– pudo ser mayor: "En el Correo tenían que cobrar los jubilados, pero no llegó el camión de caudales".

A él, le robaron la billetera. "Lo que lamento es que tenia el carné de Independiente", dijo.
El que lo apuntaba se puso un pasamontañas al rato, el otro estaba a cara descubierta.  

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo