Lo más importante

En el BAR se siguen cocinando Ideas

El Banco de Alimentos de Rosario y la fundación Rosario Cocina Ideas se unen para capacitar en alimentación y cocina. Este lunes la cita será en el Hogar del Huérfano

0 Comentarios
0 Comentarios

El Banco de Alimentos de Rosario (BAR) estableció un convenio con la fundación Rosario Cocina Ideas (RCI) para realizar jornadas de capacitación a entidades beneficiarias. Este lunes 30, a las 18.30, el director del colegio Gato Dumas, Oscar Jaskelioff, dará el primer curso en el Hogar del Huérfano, Laprida 2129.

El BAR beneficia a 120 entidades, que equivalen a 22 mil beneficiarios directos, de los cuales el 60 por ciento son menores de 12 años. En ese marco surgió la iniciativa de promover y utilizar la cocina como puente para educar acerca del problema del hambre y sus posibles soluciones.

Con las herramientas y consejos necesarios que el ciclo propone, se busca generar que aquellos alimentos que no se consumen, empiecen a utilizarse de manera correcta. Por eso el programa tiene como puntos claves la variedad en las comidas y el mejoramiento en la forma de cocinar.

La capacitaciones serán dictadas por cocineros reconocidos pertenecientes a la fundación RCI un lunes de cada mes. El ciclo finalizará con una clase magistral para sellar una iniciativa que promete fomentar el compromiso y la importancia de ayudar. Cada integrante contará con la receta impresa y un cuaderno para tomar nota.

Este lunes, el presidente del BAR, Matías Galíndez, y el presidente de RCI, Augusto Saracco, estarán presentes en la primera capacitación.

Acerca del Banco de Alimentos de Rosario

La Asociación Civil BAR es una organización con personería jurídica otorgada en el mes de julio de 2011, que implementó el modelo de gestión de los bancos de alimentos con el aval institucional de la Red Argentina de Bancos de Alimentos.

Su objetivo es asistir a organizaciones de ayuda comunitaria en materia de alimentación y nutrición infantil en la ciudad de Rosario y su área metropolitana.

El fin específico es contribuir a reducir el hambre, para lo cual –ádemás de educar en las posibles soluciones a este problema– solicita la donación de alimentos no comercializables pero sí aptos para el consumo. Los almacena y los distribuye de manera eficiente a entidades que brindan asistencia directa a personas con déficit alimentario.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo