Enojo de los familiares de los submarinistas con Aguad

Parientes de los tripulantes del ARA San Juan repudiaron los dichos del ministro de Defensa. “Que lo diga por TV cuando pudo ir a Mar del Plata y confirmarlo delante de nosotros, no tiene nombre”, remarcaron

 

     Comentarios
     Comentarios

Familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan repudiaron las declaraciones del ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien ayer aseguró que todos los integrantes de la embarcación están muertos.

Los parientes le exigieron al funcionario y a los otros miembros del Gobierno que tengan “respeto por su dolor” y condenaron la vía de comunicación “desubicada” elegida por Aguad para hablar públicamente por primera vez del tema, a 19 días de la desaparición.

Además, señalaron que los dichos del ministro sembraron nuevas dudas sobre la información que manejaba la Armada desde el mismo día que se perdió contacto con el submarino.

“Que nos lo diga por TV cuando había tenido la oportunidad de ir a Mar del Plata y confirmarlo delante de todos los familiares no tiene nombre”, sentenció Claudio, Rodríguez, hermano de uno de los tripulantes. Hasta anoche Aguad nunca había hablado en público del submarino desaparecido el miércoles 15 de noviembre. El escenario que elegió para romper su silencio fue un estudio de TN.

Ante la consulta de si los tripulantes del ARA San Juan están muertos, Aguad respondió "exacto". Rodríguez resaltó en diálogo con Radio 10 que el anuncio del ministro del Gobierno de Mauricio Macri “fue poco serio” porque se refirió al fallecimiento de los tripulantes “como si fuese un objeto, una cosa, un número más”.

“Me parece desubicado ir a dar ese tipo de noticias en un programa de la tele. Eso primero tienen que venir a hablarlo y explicarlo a la familia”, expresó enojada Sandra Velasco, otra familiar en declaraciones a radio La Red. Velasco describió además que están viviendo una situación “de sufrimiento a cuentagotas”. “Estamos en un limbo. ¿Explotó? Quiero una lata flotando en el agua. ¿Está a la deriva? Entonces síganlos buscando. Necesito buena predisposición, no que vengas y me mires con cara de tristeza y después vayas a la tele”, agregó.

Aguad rompió el silencio y habló sobre la avería que tuvo el submarino y reconoció que no había sobrevivientes, como lo había afirmado previamente la Armada al dar por finalizada la etapa de rescate. “Las condiciones de ambiente extremo y el tiempo que había transcurrido eran incompatible con la vida humana”, ratificó anoche el ministro, a pesar de que nunca los familiares de los marinos afirman que nunca había hablado en estos términos con ellos en los días de búsqueda ni tampoco cuando visitó la base naval el 1º de diciembre.

Ellos expresaron enojados que hubiese sido distinta la situación porque les habría dado tiempo para asimilar la noticia, pero además agregaron que los dichos les generaron nuevos interrogantes. “Ahora me da el derecho a la duda, ¿desde cuándo lo saben?, ¿saben qué ocurrió?, ¿dónde están los chicos y por qué nos los encuentran?”, se preguntó Rodríguez, quien adelantó que esta semana los familiares se reunirán con diputados y senadores de la Comisión de Seguridad y Defensa para que “se averigüe qué sabía la Armada”. “Queremos saber qué paso, principalmente, dónde están y que sigan buscando la embarcación, que fue el compromiso que ratificó Aguad anoche y anunció el presidente cuando estuvo en la base naval”, puntualizó.

Búsqueda a 940 metros de profundidad

La Armada precisó que ahora se trata de determinar si una alteración detectada en el lecho marino es el submarino. También continúan rastrillando la misma zona, sin resultados, y esta tarde el buque Yantar se sumó al operativo.

“Todavía no sabemos qué pasó”, admitió hoy el vocero de la Armada, Enrique Balbi, sobre lo ocurrido con el submarino ARA San Juan desparecido el 15 de diciembre con 44 tripulantes a bordo.

A 20 días de que se perdiera el rastro de la embarcación, Balbi no pudo dar precisiones sobre el evento “violento y no nuclear consistente con una explosión" detectado en la zona próxima al rumbo que habría tomado la nave. “No sabemos si fue en lo profundo o si fue un colapso”, aseguró sobre ese evento en su parte diario y agregó: “No tenemos información sobre operaciones militares de otros países en la zona”. La única novedad que comunicó es que en los rastrillajes de ayer encontraron un objeto de hierro con incrustaciones “que nada tiene que ver con el submarino”.

El vocero de la fuerza afirmó que desde la Armada están intentando “no generar ilusiones y ser fácticos”, a un día de las declaraciones del ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien por televisión ratificó que todos los marinos están muertos. “En la Armada estamos en sintonía con lo que comunicó el ministro porque se venía manejando la misma información respecto al tiempo de la búsqueda de rescate, en condiciones del ambiente extremo y adverso”, reconoció Balbi.

Balbi se refirió además a las afirmaciones del ministro sobre la avería previa que había sido reportada en septiembre por el capitán de la embarcación en un incidente similar, coincidente con la que informaron en su última comunicación los tripulantes. “Fue una falla similar, no igual, de ingreso del agua por el snorkel, pero en ese momento no habían ingresado a las baterías”, puntualizó el vocero, e insistió en que el submarino había sido verificado 48 horas antes de su partida “como lo hacen todos los buques mensualmente previo a zarpar”. “Estaba en condiciones, lo que no quita que haya tenido una avería en el mar”, agregó.

Respecto a los operativos, desde la Armada confirmaron que están barriendo la misma zona que en los últimos días con seis buques, determinada a partir de tres indicios acústicos detectados a 700, 800 y 950 metros. Explicó que ahora “se está intentando evaluar uno que coincide con la cinemática del submarino”, a partir de los cálculos sobre el rumbo, la velocidad y la hora de la última comunicación del capitán del navío por telefonía satelital.

"En estos momentos se encuentra inspeccionando ese objeto o alteración de fondo, que puede ser metálico o no metálico, que detectó hace unos días el buque oceanográfico Cabo de Hornos, de la Armada de Chile, y que se encuentra a 940 metros", detalló. Esta tarde se sumó a la búsqueda el buque ruso Yantar, que cuenta con sensores para hacer su propio barrido y equipos sub aqua.

Comentarios