Lo más importante

Entre las Paso y las generales, la pegatina no se detiene

La propaganda callejera de cara a los comicios del 14 de junio no descansa. Lejos de quitar los carteles y pasacalles que precedieron a las primarias, los partidos políticos multiplicaron su presencia en el espacio público

0 Comentarios
0 Comentarios

La contaminación visual y auditiva es parte de las campañas políticas, en las que candidatos y partidos invaden masivamente el espacio público para darse a conocer y dejar grabada su imagen en el electorado. Carteles, pasacalles, volantes y móviles con altavoces son algunos de los recursos más usados en las calles de Rosario, que no siempre causan el efecto deseado en los votantes.

Así lo documentó el móvil de De 12 a 14 (El Tres), que reflejó las opiniones variadas de los vecinos de ciudad.

El hecho es que durante los 49 días que median entre las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) celebradas el 26 de abril pasado, y los comicios generales del 14 de junio próximo, en la provincia, la pegatina se acrecentó y se apoderó de paredes, columnas, semáforos, cordones de calles, contenedores de residuos y hasta del espacio aéreo con pasacalles de distintas dimensiones.

El parque Independencia no fue una excepción

La campaña política se filtró en cada rincón de la ciudad, y los espacios verdes no quedaron al margen de la invasión de carteles. Esto no pasó inadvertido para la Asociación Amigos del Parque Independencia, cuyo presidente, Adrián D'Alessandro, confirmó que ese lugar ya sufrió la embestida de partidos y candidatos.

“Estamos muy decepcionados porque hemos hecho numerosos intentos para lograr un compromiso de parte de los partidos políticos y conseguir que tengan un mejor comportamiento con el mobiliario público que es de todos los rosarinos. Pero no lo logramos”, dijo D'Alessandro, y agregó que la respuesta fue nula.

“Los partidos siguen recurriendo a una práctica arcaica y pasada de moda consistente en arruinar y ensuciar todo con las pegatinas. Esto resulta –a mi entender– realmente contraproducente porque lejos de conquistar la buena voluntad de la gente y conseguir que los voten, generan respuestas negativas y provocan molestia y desagrado”, afirmó el dirigente.

Según lo observado por miembros de la Asociación en ese espacio verde de la ciudad, en esta ocasión, la campaña fue “más virulenta que en las últimas elecciones, de 2013. Comprobamos que no sólo pegaron carteles de partidos contrarios, sino también fotos de candidatos que pertenecen a una misma fuerza política y terminaron tapándose entre sí”.

“Además –contó D'Alessandro–, encontramos carteles plásticos (columneros) sujetos con clavos a especies arbóreas de más de 100 años. Esto genera heridas en los árboles, a través de las cuales ingresan virus que terminan afectándolos seriamente”.

“Ante este comportamiento agresivo con el patrimonio colectivo, formalizamos un pedido a la secretaría de Control y Convivencia Ciudadana del municipio para que se aplique mayor rigurosidad en el cumplimiento de las ordenanzas vigentes que prohíben estas conductas impropias”, señaló el dirigente, y agregó que también se comunicaron con todas las fuerzas políticas que participan de la contienda electoral para hacerles saber que quienes actúan de este modo, incurren en “daño”.

“Vamos a formalizar las denuncias penales que correspondan, vamos a documentar todo con escribano público y vamos a registrar todo a través de fotos y videos, para establecer las responsabilidades.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo