Lo más importante

Festeja Macri: Diputados dio media sanción para el pago a los fondos buitre

Tras 20 horas de sesión, el gobierno obtuvo su primer logro legislativo en alianza con una mayoría amplia que incluyó al Frente Renovador, un sector del oficialismo y otros partidos opositores. El kirchnerismo encabezó la resistencia al proyecto. Hubo fuertes cruces

0 Comentarios
0 Comentarios

Más que maratónica fue la primera sesión del año en la Cámara de Diputados de la Nación, donde el gobierno de Mauricio Macri celebró, pasadas las 8.30, su primer logro legislativo: la media sanción al proyecto para pagarle a los fondos buitre y salir del default. Fueron 20 horas de un debate que se cerró con los votos a favor fruto de un acuerdo que incluyó al Frente Renovador de Sergio Massa, un sector del justicialismo y hasta con el aval de sectores como el Frente Amplio Progresista. La oposición al proyecto la encabezaron el Frente para la Victoria –el ex ministro de Economía Axel Kicilliof hizo un extenso discurso en contra–  y la izquierda. La votación fue 165 a favor y 86 en contra de la iniciativa oficial, que ahora va al Senado. 

La sesión se inició a las 12.25 de ayer cuando el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, anunció la presencia en el recinto de 147 diputados, 89 pertenecientes al oficialista Cambiemos –integrado por el PRO, la UCR y la Coalición Cívica-, a los que se sumaron los del Frente Renovador de Sergio Massa, el Bloque Justicialista que integra el ex titular del Ansés Diego Bossio y el Partido Socialista, entre otras bancadas.

Asimismo, también contribuyeron a reunir quórum los bloques que responden a los gobernadores de Córdoba (Unidos por una Nueva Argentina), de Chubut (Trabajo y Dignidad), de Neuquén (MPN), de Santiago del Estero (Frente Cívico por Santiago) y de San Luis (Compromiso Federal), además de los monobloques que pertenecen a Alfredo Olmedo (Salta Somos Todos), el sindicalista Omar Plaini (Cultura, Educación y Trabajo) y Julio Raffo (ex Proyecto Sur).

En tanto, y tal como habían anunciado la semana pasada, los legisladores del Frente para la Victoria se sentaron en sus bancas una vez que el oficialismo logró reunir el quórum para iniciar la sesión.

Luciano Laspina abrió el debate como miembro informante del oficialismo y dijo que el objetivo "es poner fin a una saga que llevó a nuestro país a una situación que por lamentable no deja de ser insólita". "La falta de créditos públicos la sufre la gente, en particular los que menos tienen, los que necesitan obras de infraestructura para mejorar su calidad de vida: cloacas, hospitales, escuelas que faltan a lo largo y ancho del país", argumentó.

La respuesta llegó de parte de Kicillof, miembro informante del dictamen de minoría, que sostuvo que se trataba de un "mal acuerdo", que encubría un regreso del país a un ciclo de endeudamiento y al FMI, y que implicaba un alto riesgo de futuras demandas contra la Argentina. Sostuvo además que para el kirchnerismo hubiera sido fácil acordar si no se hubiesen privilegiado los intereses nacionales, que según él es lo que hace el macrismo. "Era fácil arreglar con los buitre pagándoles cualquier cosa. Se hace en dos minutos".   

Los sectores antikirchneristas festejaron la contra réplica de Margarita Stolbizer : "No deja de asombrarme el discurso de quien hasta hace pocos días era el encargado de manejar la economía de la Argentina y el responsable en gran medida de la situación que tenemos hoy. Ahora dice tan suelto de cuerpo que era tan fácil arreglar. Yo digo que si era tan fácil arreglar, ¿por qué no lo arreglaron, en lugar de dejar el balurdo que han dejado?", clamó.

Horas después, ya entrada la madrugada, la referente del FPV Juliana Di Tullio, advirtió que debatir el proyecto pone al país en un "papelón internacional". "Estamos frente a un papelón internacional porque nuestro país propuso los 9 principios frente a los buitres y seríamos el primero en omitirlos -apuntó-. Espero que no se vote a favor".

La propuesta del gobierno consiste en emitir deuda por alrededor de 12.000 millones de dólares, la mayor emisión de un país en desarrollo desde 1996, para pagar en efectivo a los fondos buitre y otros holdouts que demandaron a la Argentina. Son parte del 7% de los bonistas que no entraron en los canjes de deuda de 2005 y 2010.

El acuerdo implica una quita de entre el 25 y 30% respecto del monto determinado en el fallo del juez Thomas Griesa. Por pedido de la oposición, ayer se retocó un artículo que deja supeditado el acuerdo a un fallo de la justicia de Nueva York que levante las cautelares dictadas contra el país.

Sin consulta popular

En el marco de la sesión, el bloque del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, presentó una cuestión de privilegio contra el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, para rechazar la designación del diputado de Cambiemos, Pablo Tonelli, como integrante del Consejo de la Magistratura, por considerar que no se respetó el lugar de esa fuerza en ese organismo y que se designó al legislador del PRO por un acuerdo parlamentario.

También, el bloque opositor del FPV fracasó en su intento de suspender la sesión, luego de que se rechazara por 165 votos una moción que solicitaba además la realización de una consulta popular para requerir opinión de la sociedad en torno al acuerdo por la normalización de la deuda pública impulsado por el Poder Ejecutivo.

Antes de iniciar el debate del acuerdo de normalización de la deuda pública, que se extenderá por al menos 17 horas, la Cámara baja aprobó el primer proyecto de este período parlamentario y fue el que autoriza al presidente Mauricio Macri a salir del país durante 2016.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo