“Hay que poner límites para marchar pero no reprimir”

Distintos sectores expresaron su rechazo a la actuación de las fuerzas de seguridad, el vallado y la arenga presidencial a los niños durante el acto del Día de la Bandera. La diputada provincial Alicia Gutierrez repudió la agresión de gendarmes a su hijo Eduardo Toniolli

     Comentarios
     Comentarios

La actuación de las fuerzas de seguridad, la instalación de un vallado y la arenga de Mauricio Macri a los niños que prometieron lealtad a la bandera con el “sí, se puede” de Cambiemos, provocaron gran malestar en algunos sectores sociales y políticos que expresaron, tras el acto del Día de la Bandera.

En diálogo con Radiópolis (Radio 2), la diputada provincial por el Partido Solidaridad e Igualdad (SI) Alicia Gutiérrez mostró su indignación por la instalación de un vallado que limitó la participación ciudadana en el acto patrio y criticó que se haya prohibido la venta de choripanes: “Todo incompatible con el acto que normalmente se realiza”, señaló. Pero, más allá de esto, remarcó como importante “que las fuerzas federales reprimieron”, en referencia al incidente que tuvo lugar en Juan Manuel de Rosas y Rioja, donde su hijo, el concejal Eduardo Toniolli fue agredido por gendarmes en el marco de la marcha contra las subas de tarifas.

“Hubo agresiones muy fuertes hacia la intendenta y el gobernador durante el kirchnerismo pero nunca hubo represión, con esto tampoco quiero decir que todo haya sido bárbaro”, destacó.

“Aún cuando hubiera sido Eduardo, hubiera reaccionado de la misma forma, no puedo tolerar represión de ningún tipo, hay que poner límites para marchar pero nunca reprimir y acá las fierzas federales reprimieron”, sostuvo y agregó sobre el presidente: “Usó a los niños haciéndoles repetir uyna muletilla de campaña, no es tolerable, al igual que cuando La Cámpora iba a las escuelas”.

En tanto, el diputado provincial Carlos Del Frade, uno de los impulsores de la Multisectorial contra el tarifazo sufrió una descompensación y expresó: “En lo particular, quise hablar con el jefe del operativo de la Gendarmería que en ningún momento se identificó o se dignó a hablar con los marchantes. Le estaba gritando que era una vergüenza que se dijeran herederos de Güemes cuando el camión hidrante enfiló hacia la columna. Allí hubo forcejeos, empujones y palos. En mi caso, por la cuestión cardíaca que arrastro desde hace algún tiempo, fui ayudado por militantes del Frente Social y Popular que me sacaron del centro de los hechos para intentar bajar las pulsaciones”.

Fernando Rey, referente de Patria Grande, indicó: “Lo que vivimos es una muestra sobre cómo desfigurar una jornada patria de profundo contenido emancipatorio y soberano en una puesta en escena para legitimar el modelo de injusticia social y dependencia que nos quieren imponer los de arriba y su gobierno. Para eso, exclusión del pueblo del Monumento y represión de manifestaciones democráticas”.

Por su parte, el gremio docente, Amsafe Rosario comunicó: “Expresamos nuestro repudio a la actitud del presidente que en una parte de su breve discurso en los actos del Día de la Bandera arengó a los alumnos para que se sumarán a corear la consigna "sí se puede" de innegable contenido partidista electoral. Rechazamos esta manipulación de niños de 9 o 10 años de edad quienes -acompañados por los docentes de sus escuelas, acreditados para el ingreso- participaban del acto para dar su promesa a la Bandera Nacional.”

Otro sector que expuso su rechazo a cómo se desarrolló el acto es la Corriente Nacional de la Militancia (CNM). “Expresamos rechazo y preocupación por el operativo de seguridad montado que tuvo como único objetivo alejar a rosarinos y rosarinas del Monumento y del acto propiamente dicho, lo que hasta ahora era una marca registrada local”, escribieron.

También condenaron “la utilización de los alumnos de las escuelas que asistieron al acto de Promesa de Lealtad a la Bandera, quienes fueron instados por el presidente Mauricio Macri a repetir su slogan de campaña, transformando el acto institucional en un acto partidario”.

El Partido Justicialista santafesino también difundió un mensaje al respecto. “El PJ, en el día de la bandera que cobija a todos los argentinos, repudia la agresión que han sufrido por parte de Gendarmeria Nacional en la ciudad de Rosario, el compañero concejal Eduardo Toniolli y el diputado provincial Carlos del Frade. Es difícil comprender, que en un día como hoy, en el cual los argentinos recordamos al General Belgrano y su sueño de una patria grande y libre, ocurran este tipo de hechos”, indicaron sus representantes.

Comentarios