Lo más importante

Histórica movilización en Madrid en apoyo al partido Podemos

Unas 100 mil personas se encontraron en la Puerta del Sol para reivindicar la alternativa política al Partido Popular. El líder del movimiento de izquierda, Pablo Iglesias, tomó como ejemplo el reciente cambio de gobierno en Grecia para advertir el nuevo escenario que se presenta en el Viejo Continente

     Comentarios
     Comentarios

Decenas de miles de personas participaron este sábado en la "marcha del cambio", convocada por el partido Podemos, en la que se reivindicaron como alternativa política al Partido Popular (PP, centroderecha) y garantizaron que lucharán por recuperar la soberanía de la gente.

La manifestación, que recorrió el centro de Madrid, concluyó en la céntrica Puerta del Sol, lugar en el que en 2011 se concentraron los que entonces se llamaron "indignados", víctimas de la crisis económica y críticos con las reformas económicas del Gobierno.

En la Puerta del Sol desfilaron miles de personas con banderas de Podemos, republicanas y griegas al grito de "sí se puede" y con el lema "es ahora", en referencia al cambio político que aspiran a conseguir en las elecciones generales previstas para finales de este año.

A diferencia de lo que ocurrió en mayo de 2011, los asistentes no acudieron este sábado a protestar ni a pedir nada, sino "a celebrar" que 2015 es el año del cambio. "Podemos soñar, podemos vencer", proclamó el líder del partido, Pablo Iglesias, aclamado con gritos de "presidente, presidente".

Iglesias aprovechó además para garantizar que lucharán por hacer realidad los sueños de los ciudadanos y por recuperar la soberanía y las instituciones para la gente.

La victoria de Syriza en las elecciones griegas del pasado domingo estuvo muy presente en el ambiente, no solo en las banderas de los congregados, sino también en las palabras de Iglesias.

Para Podemos, el ejemplo a seguir es Grecia, que ahora tiene un "Gobierno serio, responsable", que trabaja por sus ciudadanos, y que "ha hecho en seis días más que otros gobiernos en años", dijo Pablo Iglesias.

"¿Quién decía que no se puede?, se preguntó Iglesias, quien no obstante advirtió de que "nadie les hizo los deberes a los griegos" y que nadie se los va a hacer a los españoles, que deben ser protagonistas de su historia y de su cambio.

Un cambio al que "los de arriba llaman experimento y caos, pero los de abajo lo llamamos democracia", proclamó.

"Ahora soñamos un país mejor, pero no hemos venido a la Puerta del Sol a soñar, sino para hacer nuestros sueños realidad", dijo, antes de asegurar que van "a ganar las elecciones al PP".

El líder de Podemos aseguró que "el viento de cambio empieza a soplar en Europa" y aventuró que, a lo mejor, es la canciller alemana, Angela Merkel, la que se queda "aislada".

Iglesias manifestó que España necesita "soñadores valientes, que se atrevan a enfrentarse a los de arriba" y que "hacen falta quijotes", en referencia al personaje idealista de Cervantes.

El discurso de Pablo Iglesias puso fin a la llamada "marcha del cambio", en la que participaron alrededor de 100.000 personas.

A la manifestación acudieron personalidades políticas como el eurodiputado y fundador del Partido de Izquierda francés, Jean-Luc Mélenchon.

Podemos, que surgió como partido para las elecciones europeas de mayo de 2014, ha contado desde entonces con un apoyo creciente de los ciudadanos hasta situarse en las encuestas como tercera fuerza política, muy cerca de los socialistas, ahora principal partido de la oposición.

El partido liderado por Pablo Iglesias rechaza la actuación de los políticos tradicionales, a los que llama "casta" y se presenta como alternativa al bipartidismo tradicional de la política española, representado por el Partido Popular (PP, centroderecha) y los socialistas del PSOE.

Fuente: EFE

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo