Lo más importante

Identifican un gen que ayuda a cicatrizar las heridas

Un grupo de investigadores descubre un gen que ayuda a regular la curación de una herida y controlar la cicatrización en personas con lesiones graves o daño de ciertos órganos internos
0 Comentarios
0 Comentarios

Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, han identificado un producto del gen humano que ayuda a regular la cicatrización de heridas y puede controlar la cicatrización en las personas que se recuperan de lesiones graves y daños a ciertos órganos internos.

La proteína, MG53, viaja a través del torrente sanguíneo y ayuda al cuerpo a reparar lesiones de la piel, el corazón, los pulmones, los riñones y otros órganos sin causar cicatrices. Es un descubrimiento que podría ayudar a curar las heridas abiertas, disminuir el tiempo de recuperación después de la cirugía y reducir la propagación de infecciones.

“Una gran cicatriz en su piel puede quedar mal, pero imagine que tiene un ataque al corazón y se produce una cicatriz en su corazón; podría ser letal”, subraya Jianjie Ma, fisiólogo de la Universidad del Estado de Ohio y coautor de la presentación de este trabajo en la reunión anual de la Sociedad Biofísica de Estados Unidos.

Todos los animales son portadoras de este gen, explica, y es casi idéntico sin importar de qué especie se trate. MG53 repara el daño en las células y el tejido que se produce durante la vida diaria. Incluso acciones simples, como caminar o escribir, pueden provocarr heridas en el cuerpo. Por lo general, esto no es un problema porque MG53 puede arreglarlas antes de que se produzca un daño serio.

Ma y su equipo diseñaron genéticamente ratones sin el gen que produce MG53 para ver qué sucedería sin su capacidad curativa. Los experimentos mostraron que los ratones que carecen de MG53 presentaban dificultades para recuperarse de una lesión, por lo que por su capacidad de reparación comprometida, su corazón no funcionaba bien bajo condiciones de estrés.

MG53 funciona en conjunto con otra proteína llamada TGF beta, un tipo de proteína "citoquina", que también cura las heridas, pero el proceso de curación ocurre tan rápidamente que provoca cicatrices. Si una persona tiene más TGF beta en el torrente sanguíneo que MG53, cicatriza fácilmente.

El objetivo de Ma es desarrollar una terapia que inhiba TGF beta y promueva MG53. Los profesionales médicos pueden usar la terapia durante los procedimientos para promover una curación rápida, sin cicatrices. Su siguiente paso es identificar un pequeño compuesto que pueda hacerlo y, finalmente, comprobar si tiene el efecto deseado en los ensayos en humanos.
 

Fuente: www.20minutos.es

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo