Lo más importante

Increíble: Gimnasia lo tenía pero Estudiantes lo hizo otra vez

El Lobo ganaba por 3 a 1 a poco de finalizar el clásico platense de verano, pero el León reaccionó y levantó la copa en la tanda de penales. Frustración en el pueblo tripero 

0 Comentarios
0 Comentarios

La historia de siempre en el clásico de La Plata. Aunque esta vez parecía que era de Gimnasia, que ganaba por 3 a 1 cuando faltaba muy poco para el final. Pero el León reaccionó, empató el juego 3 a 3 y luego levantó la copa de verano al imponerse en la tanda de penales. Increíble.

A 25 minutos del final, Gimnasia ganaba 3-1 con absoluta claridad pero el equipo de Mauricio Pellegrino reaccionó con un tanto del ex Boca Luciano Acosta (24m.) y el uruguayo Diego Vera (47m.) para forzar la vía de definición rápida.

En ella acertaron Guido Carrillo, Sebastián Prediger, Matías Aguirregaray y Luciano Acosta; Hilario Navarro le contuvo el disparo a Lucas Licht y Pablo Vegetti lo desvió por encima del travesaño.

Gimnasia marchó al descanso con ventaja de 2-1 con tantos de Maximiliano Meza y Licht, de tiro penal, a los 4 y 47 minutos; mientras que Carlos Auzqui había señalado el descuento a los 27.

Nuevamente Meza, a los 20 de la parte final, consiguió una ventaja que parecía decisiva, especialmente cuando cinco minutos más tarde vio la tarjeta roja por exceso verbal el lateral izquierdo de Estudiantes, que debutó con esa camiseta al igual que Acosta.

Con la victoria por penales, Estudiantes gozó en el clásico, tal como sucedió el semestre pasado en la serie pro Copa Sudamericana, y reforzó el ánimo para jugar ante Independiente del Valle en Ecuador, el jueves próximo, por la primera fase de la Copa Libertadores.

En caso de superar esa llave, que se completará con la revancha del 12 de febrero en La Plata, Estudiantes se sumará al Grupo 7 junto a Barcelona de Ecuador, Atlético Nacional de Medellín y Libertad de Paraguay.

Se jugaban apenas cuatro minutos cuando Gimnasia llegó a la apertura del marcador en el primer error defensivo de Estudiantes. Osvaldo Barsottini ejecutó una pelota parada desde la mitad de la cancha contra el área rival, la dupla de zagueros se quedó estática y Meza, acompañado por Vegetti, punteó la pelota antes que la interceptara Hilario Navarro.

Impulsado por la rápida apertura, Gimnasia se hizo dueño del juego en el comienzo, con una buena tarea de su delantera, que tuvo potencia en Vegetti e indescifrable habilidad en Meza.

Sin embargo, con el correr de los minutos, Estudiantes se acomodó en la cancha, Pereira se mostró como salida por el sector izquierdo y el juego se niveló al punto que Yair Bonnín debió intervenir un par de veces para sostener la ventaja.

Pero nada pudo hacer cuando Facundo Oreja dejó la pelota en el área en un intento de despeje tras un saque de banda y Auzqui la conectó de arriba hacia abajo para vulnerar la resistencia del arquero.

El 1-1 parcial se quebró antes del descanso por otra "gentileza" de la defensa de Estudiantes, esta vez por una agarrada de Jonathan Schunke sobre Barsottini, que Carlos Maglio sancionó como penal y Licht se encargó de anotar con un tiro medido.

La segunda mitad fue favorable en el juego a Gimnasia, especialmente por un Meza intratable por todo el frente de ataque. El equipo de Pedro Troglio merodeó el área de Estudiantes durante toda la primera media hora de esa segmento y pudo ampliar la ventaja a los 20 cuando Vegetti, en un movimiento lúcido (dejó correr la pelota entre sus piernas), puso a su compañero de ataque de cara al gol.

Nada hacía suponer en ese momento la recuperación de Estudiantes, pero el ingreso de Acosta y el retraso de Gimnasia lo hicieron posible. El ex Boca descontó a los 24 al sorprender a su marcador (Oreja) y definir al primer palo de Bonnín, tras un gran control de balón.

Y en los minutos finales, ya con Desábato como centrodelantero, Estudiantes llegó a la igualdad por la vía aérea por virtud de Vera pero también por una de las pocas fallas del arquero, que posibilitó el empate en un error de cálculo.

Los penales fueron para Estudiantes, que llegó moralmente fortalecido por su rehabilitación en el partido y festejó fiel a su costumbre en el clásico platense, que domina con 54 victorias, 45 derrotas y 53 empates en 152 partidos oficiales.

Fuente: Télam

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo