Lo más importante

Juicio por jurados: “La Justicia queda en manos de la propia sociedad”

El juez Javier Beltramone mostró confianza en la futura implementación de esta instancia judicial que mañana tendrá un simulacro en la ciudad. Algunas precisiones al respecto
0 Comentarios
0 Comentarios

El juicio por jurados tendrá una puesta en escena este miércoles, cuando a través de la actuación de Lito Cruz, queden demostrados sus alcances. Consultado al respecto, el juez Javier Beltramone se mostró confiado con su futura puesta en marcha y consideró que constituye una oportunidad para dejar la Justicia en manos de la mismísima sociedad.

El primer simulacro de juicio por jurado está previsto para este miércoles, 1 de abril a las 15 en la Federación Gremial del Comercio y la Industria, Córdoba 1868. Será con entrada libre y gratuita, en el marco de la inauguración del Centro de Estudios Penales de Rosario (CEP). En diálogo con el periodista Roberto Caferra (Radiópolis, Radio 2), el magistrado calificó de “notable” a la iniciativa y explicó que consiste en un avance en la puesta en marcha de la incorporación de jueces populares que intervengan en las condenas para ciertos delitos.

“La Justicia queda en manos de la propia sociedad y ya no sólo en el marco de un juez técnico”, indicó. Consultado acerca de que si estamos preparados culturalmente para dicha tarea, manifestó: “Creo que si nunca empezamos no lo vamos a saber, es como el huevo o la gallina. Hasta que no lo pongamos en funcionamiento no lo vamos a saber”.

Beltramone explicó que existen dos proyectos legislativos que proponen esta instancia que están en danza. En líneas generales, los jurados seleccionados –son elegidos por la defensa y la fiscalía en partes iguales–deberán determinar la inocencia o la culpabilidad de la persona acusada pero no podrán intervenir con preguntas. Las personas designadas por no podrán negarse ya que consiste en una carga pública.

Más datos sobre el juicio por jurados

De acuerdo a la Asociación Argentina de Juicios por Jurados, es una forma de juzgamiento muy antigua en la que un grupo de vecinos del lugar del hecho deberán decidir si el hecho que se juzga realmente existió, y si el acusado de haber cometido ese hecho es culpable o no culpable.

¿Cómo se realiza el juicio?

Se presentarán dos posiciones: la acusación (representada por la fiscalía) y la defensa (la persona acusada y su abogado defensor). Cada una tendrá una versión del hecho que se juzga.

La obligación de la acusación será probar su caso. Es decir, presentar su versión de los hechos y traer pruebas (declaraciones, documentos, peritajes, etc.) que convenza al jurado de que el hecho existió y que la persona acusada es la responsable del mismo.

La tarea de la defensa será generar dudas en el jurado sobre las afirmaciones que realice la acusación. Para esto, podrá tener una versión diferente de los hechos (una coartada) y traer prueba sobre esa versión; o podrá cuestionar la validez o credibilidad de la prueba aportada por la acusación.

¿Quién controla que la acusación y la defensa cumplan sus obligaciones?

oncretamente, la moderación del debate (el control para que los abogados cumplan su función) estará a cargo de un juez profesional. Adicionalmente, es importante saber que el juicio se hará en forma oral y pública, por lo que quienes deseen presenciarlo podrán hacerlo sin inconvenientes.

¿Qué debe hacer el jurado durante el juicio?

Dado que la tarea del jurado será responder aquellas dos preguntas, debe permanecer muy atento a todo lo que sucede en el debate, a la prueba que se presenta, las afirmaciones que se realizan, los cuestionamientos que se formulan, la forma en que declaran los testigos, etc., ya que esa será la única información que deberá analizar para responder las dos preguntas.

El juez técnico le dará instrucciones al finalizar el juicio para la posterior deliberación. Durante el debate, no podrán realizar ninguna manifestación ni pregunta, ya que es tarea de los abogados convencerlos de sus dichos.

¿Cómo es la deliberación?

Finalizado el debate, el jurado se reunirá sin límite de tiempo en un recinto al que nadie podrá entrar. Elegirán un presidente y deberán discutir la prueba que han visto durante el debate hasta alcanzar una decisión final (el veredicto). Para declarar culpable al acusado, tendrán que reunir 10 votos como mínimo. Cualquier otro resultado significa que el acusado es no culpable (esto de acuerdo al Art. 185 del CPP propuesto para Neuquén).

En caso de alguna duda, lo harán saber por escrito al juez y volverán a la audiencia para recibir la explicación frente a las partes.

¿Cómo se expresa el veredicto?

Finalizada la deliberación, cada jurado deberá responder a esas dos preguntas en una boleta. Luego del debate serán incineradas, ya que la ley obliga al jurado a mantener su opinión y la forma en que ha votado en absoluta reserva, aún después del juicio. El presidente del jurado anotará en un papel el resultado del veredicto, lo hará saber primero al juez y luego lo leerá al público en la audiencia.

La declaración de culpabilidad o no culpabilidad se hará en nombre del pueblo.

¿Qué sucederá luego del veredicto?

Con el veredicto, finaliza la intervención del jurado.

En caso de declarar culpable al acusado, las cuestiones legales y el monto de pena serán determinadas por el juez profesional, tras un breve debate posterior sin los jurados.

En caso de declarar no culpable al acusado, el veredicto es obligatorio para el tribunal y el juicio finaliza indefectiblemente allí.

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo