Lo más importante

La dieta sin gluten, ¿es buena para los no celíacos?

Para la mayoría de las personas una dieta sin gluten no traerá ningún beneficio. Es más, podría generar algún riesgo para la salud si uno no sigue con atención lo que come

0 Comentarios
0 Comentarios

El número de celíacos va creciendo poco a poco en todo el mundo. La celiaquía es una enfermedad autoinmune que provoca intolerancia crónica al gluten, un conjunto de proteínas que se encuentras en los cereales de secano, fundamentalmente en el trigo, pero también en cebada, avena y centeno. Estos cereales resultan tóxicos para los que sufren esta patología, por lo que deben evitar su consumo. ¿Resulta beneficiosa una dieta libre de gluten para una persona no celíaca?

Para la mayoría de las personas una dieta sin gluten no traerá ningún beneficio. Es más, podría generar algún riesgo para la salud si uno no sigue con atención lo que come.

El trigo, el centeno y la cebada integral contienen el salvado, germen y endospermo de los granos y por lo tanto contienen gluten. Son muy nutritivos, aportando fibra, hierro, vitamina B y calcio.

Los alimentos libres de gluten fueron hechos con granos refinados y por lo tanto solo contienen el endospermo y son menos nutritivos. La falta de fibra es, además, uno de los problemas que podemos encontrar en una dieta sin gluten, así como la deficiencia en otras vitaminas que nos aportan estos cereales.

Una dieta basada en alimentos sin gluten no es adecuada para las personas que no son intolerantes a esta proteína. No tiene por qué hacernos adelgazar o ayudarnos a bajar peso y no hay estudios que lo sustenten. De hecho, muchos de los productos sustitutivos de los productos con gluten pierden sabor y para conseguir una mayor palatabilidad se utilizan cantidades mayores de azúcar y de grasas trans.

Por eso, si estás pensando abandonar el gluten y hacer una dieta TACC (sin Trigo, Avena, Centeno, Cebada) es importante que comas otros granos como la quinoa y el alforfón.

El crecimiento del mercado libre de gluten ha generado enormes ganancias, pero algunos de los productos son criticados por contener niveles altos de grasas y calorías.

Si efectivamente consumir pan o pasta o cualquier otra cosa que contenga gluten te hacen sentir mal, puede ser que tengas una alergía, pero también es posible que se trate de una intolerancia o una enfermedad autoinmunológica.

Si es tu caso, es posible que padezcas uno de estos tres males:

- La enfermedad celíaca (EC)

Es una dolencia digestiva seria, de origen genético, que dura toda la vida, en la que el sistema inmune se ataca a sí mismo, dañando las paredes del intestino delgado, cuando se ingiere gluten. El resultado es que el cuerpo no puede absorber correctamente los nutrientes de los alimentos.

La EC no es una alergia alimentaria ni una intolerancia, es una enfermedad autoinmune.No hay cura y la única solución es seguir una dieta libre de gluten de por vida, incluso si sus síntomas son leves. Hay dos a tres veces más casos reportados de la enfermedad celíaca en mujeres que en hombres.

- Alergia al trigo

Es una reacción a un elemento dentro del trigo (no necesariamente al gluten) y suele ocurrir segundos después de consumirlo. Si usted es alérgico al trigo quizás pueda seguir consumiendo cebada y centeno. Además, los productos libres de gluten podrían seguir causándole una reacción alérgica si contienen otras partes del trigo.

- Intolerancia al gluten

Es más común que la EC y la alergia al trigo. La intolerancia al gluten no involucra al sistema inmune, no es genética y tampoco pareciera dañar al intestino.

Existe un debate sobre si el gluten es el culpable o si el problema podrían ser otros componentes que dejan de consumirse cuando se adopta una dieta libre de gluten. Por ejemplo, si cortas el gluten de tu dieta seguramente dejes de comer carbohidratos refinados y los beneficios para tu salud que puedas sentir podrían estar asociados a esto.

Los síntomas de intolerancia a los alimentos suelen aparecer de manera más paulatina que las alergias, muchas veces tardan horas en manifestarse luego de haber comido.

Aunque muchas personas se auto diagnostican celiaquía, una alergia al trigo o una intolerancia al gluten, los expertos creen que hay muchos casos leves de EC sin diagnosticar. Si usted experimenta síntomas es importante ir a ver a un médico para descartar la enfermedad, en especial si tiene una historia familiar del mal.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Salud británico (NHS por sus siglas en inglés), seguir comiendo gluten en esos casos puede llevar a complicaciones serias que incluyen la osteoporosis y la anemia, ya sea por falta de hierro o de vitamina B12. Aunque es menos común, la celiaquía no tratada también puede generar algunas formas de cáncer.

Fuente: www.vitonica.com - www.bbc.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo