Lo más importante

La nanotecnología mostrará cuándo la quimioterapia no está funcionando

El uso de la nanotecnología permitirá identificar si un tumor es sensible o resistente a un fármaco quimioterápico o inmunoterápico en cuestión de horas
0 Comentarios
0 Comentarios

La quimioterapia juega, junto a la cirugía y la radioterapia, un papel fundamental en el tratamiento de muchos tipos de cáncer. Una quimioterapia que, si bien eficaz, puede resultar muy dañina. De ahí la necesidad de evaluar precozmente los efectos del tratamiento, muy especialmente en aquellos casos en los que no induce ningún beneficio sobre el tumor y, por tanto, solo provoca efectos secundarios. El problema es que las actuales técnicas de seguimiento –entre otras, las pruebas de resonancia magnética o la tomografía por emisión de positrones (PET)– solo permiten evaluar si la quimioterapia ha logrado reducir el tumor una vez el paciente ha recibido varios ciclos. Es decir, cuando el paciente lleva varias semanas sometido a este tratamiento tan agresivo. Y en este contexto, investigadores del Brigham and Women’s Hospital en Boston (EE.UU.) parecen haber desarrollado una técnica que, basada en la nanotecnología, permite evaluar la eficacia de la quimioterapia y de la inmunoterapia en cuestión de horas.

Concretamente, el estudio, publicado en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», muestra que el uso de nanopartículas posibilita que las células tumorales que mueren a consecuencia del tratamiento emitan fluorescencia –es decir, se iluminen de color verde–, lo que permite identificar si un tumor es sensible o resistente a una terapia específica de forma mucho más rápida a como sucede con las actuales técnicas de monitorización.

Como explica Shiladitya Sengupta, director de la investigación, «utilizando esta técnica, las células se iluminan en el momento en el que un fármaco anticancerígeno empieza a realizar su labor. Así, podemos saber si el tratamiento para el cáncer es efectivo en cuestión de horas. Nuestro objetivo a largo plazo es descubrir un método para evaluar la eficacia terapéutica de forma precoz y, así, poder evitar la administración de fármacos quimioterápicos en pacientes que no están respondiendo a los mismos».

Eficacia ‘iluminada’

En el momento de su muerte, las células tumorales activan una enzima denominada ‘caspasa’. Por ello, los investigadores han desarrollado un compuesto que emite fluorescencia en presencia de las caspasas activadas para, de esta manera, poder diferenciar los tumores en función de su sensibilidad o resistencia a los fármacos que se emplean comúnmente en la quimioterapia y la inmunoterapia.

Y estas nanopartículas, ¿permiten identificar con precisión cuándo un tratamiento está siendo eficaz? Pues según en el estudio, sí, cuando menos en modelos preclínicos. Concretamente, los autores utilizaron nanopartículas cargadas con el elemento fluorescente y con un fármaco quimioterápico convencional –paclitaxel– en un modelo preclínico de cáncer de próstata y observaron que, frente a aquellos resistentes al paclitaxel, los tumores sensibles al fármaco mostraron una fluorescencia hasta cuatro veces más intensa en tan solo ocho horas.

Es más; los investigadores también evaluaron la eficacia de las nanopartículas en un modelo preclínico de inmunoterapia. Y para ello, utilizaron nanopartículas cargadas con el elemento fluorescente y con un fármaco inmunoterápico que actúa sobre el ligando de la proteína de muerte celular programada 1 (PD-L 1) en el melanoma, observando cómo las células tumorales sensibles al fármaco emitían una fluorescencia significativamente mayor al cabo de cinco días.

Cuantificar la respuesta tumoral

En definitiva, como destaca Ashish Kulkarni, co-autor del estudio, «hemos demostrado que nuestra técnica puede ayudarnos a visualizar y cuantificar la respuesta tumoral a los fármacos quimioterápicos e inmunoterápicos. El problema de las técnicas actuales, basadas en mediciones del tamaño o del estado metabólico del tumor, es que en ocasiones son incapaces de detectar la eficacia de la inmunoterapia dado que el volumen tumoral aumenta según las células inmunes comienzan a introducirse en el tumor. Un problema que no sucede con nuestra técnica, pues las nanopartículas nos ofrecen una lectura precisa de cuándo las células están o no muriendo a consecuencia del tratamiento».

Así, el siguiente paso será desarrollar elementos fluorescentes que puedan ser utilizados en los seres humanos y, en consecuencia, mejorar el abordaje del cáncer con el uso de la nanotecnología. Una nueva fase en la que los autores afirman estar trabajando ya de forma muy activa.

Fuente: abc.es

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo