Lo más importante

La nueva jueza uruguaya se hizo cargo del caso Chomnalez

Una segunda magistrada penal de Rocha tomó el caso de la adolescente, luego de que su colega a cargo pidiera licencia por razones médicas, a pocos días de que finalizara su turno durante la feria judicial

0 Comentarios
0 Comentarios

La titular del Juzgado de Segundo Turno de Rocha (Uruguay), Silvia Urioste, se hizo cargo a partir de este martes, de la investigación por el crimen de Lola Luna Chomnalez. La jueza es la responsable del juzgado en el que recayó puntualmente la causa por el homicidio, por el que no hay detenidos.

El abogado de los padres de Lola –la adolescente argentina asesinada en la playa uruguaya de Valizas– afirmó la semana pasada que la renuncia de la jueza Marcela López "no afecta en nada" la investigación.

El vocero de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, Raúl Oxandabarat, informó este martes a Télam que la jueza ya comenzó a interiorizarse de los detalles del expediente y a tomar contacto con los investigadores policiales del caso, para intentar obtener nuevas pistas que lleven al esclarecimiento del crimen de la chica de 15 años.

Hasta la semana pasada, el expediente fue tramitado por la jueza penal de Rocha Marcela López, quien en su paso por la causa apresó a 10 personas, entre ellas a la madrina de Lola y al marido de ésta –que estuvieron a cargo de la adolescente durante su estadía en Barra de Valizas–, quienes luego fueron liberados.

El último detenido de la causa fue un albañil apodado "Conejo", cuyo rostro parecía inicialmente coincidente con un identikit elaborado por testigos en base a un sospechoso, aunque tampoco en este caso se hallaron evidencias en su contra y fue liberado.

De todas formas, Oxandabarat dijo días atrás que "de todas las hipótesis de trabajo que se manejaban en la investigación, ninguna de ellas ha sido eliminada; ni siquiera la hipótesis familiar que vincula a la madrina y a su marido".

La jueza Urioste deberá ahora analizar los distintos resultados de pericias que llegaron a su despacho, entre ellas la de materiales encontrados en la escena del crimen y de los llamados entrantes y salientes de los teléfonos celulares de Lola y del esposo de su madrina, Hernán Tuzinkevich.

Lola Chomnalez desapareció la tarde del domingo 28 de diciembre pasado cuando salió de la casa de su madrina, Claudia Fernández –con quien había ido a pasar unos días de vacaciones en Valizas– a dar un paseo por la playa.

Tras dos días de búsqueda, el cadáver de la adolescente fue encontrado enterrado en una zona de médanos, y de acuerdo a los peritos forenses, la joven murió por asfixia por sofocación, además de presentar heridas punzocortantes en distintas partes del cuerpo.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo