Lo más importante

Más de 100 muertos y 350 heridos en un templo de la India

El trágico hecho sucedió en el distrito de Kollam del estado de Kerala, cuando se incendió una pila con material pirotécnico, presuntamente no autorizado por las autoridades

0 Comentarios
0 Comentarios

La explosión accidental de material pirotécnico provocada por una chispa, causó más de un centenar de muertos y 300 heridos durante una celebración festiva en un templo del sur de la India, en el peor incendio en más de una década en este país.

El fuego se declaró alrededor de las 03.30 hora local de este domingo (19 del sábado, hora argentina), tras varias horas de espectáculo de fuegos artificiales en el templo de Puttingal, en el distrito de Kollam del estado de Kerala, cuando una pila con material pirotécnico, presuntamente no autorizado por las autoridades, se incendió desencadenando la tragedia.

Un portavoz de la Policía de Kerala, Anil Kumar, dijo a EFE que "la cifra oficial de fallecidos es de 105, mientras que la de heridos es de alrededor de unos 350, porque varía", en alusión al grave estado de algunos de los ingresados en los hospitales.

"La operación de rescate sigue, con equipos de emergencia, el Ejército, la Policía y los bomberos trabajando, con ayuda además de la población local", afirmó la fuente de la Jefatura de la Policía en la región.

El suceso pudo tener incluso mayores dimensiones, dado que en el momento en que ocurrió entre 10.000 y 15.000 personas asistían a la celebración.

El comandante adjunto Anil Shekhawat de la Fuerza de Respuesta de Desastres Nacionales de la India (NDRF, en sus siglas en inglés) explicó a Efe que, "aunque sigue la operación (de rescate), ya no se está sacando a nadie", en referencia a quienes quedaron atrapados bajo una construcción que se derrumbó por la explosión.

"Lo que se está haciendo principalmente es ayudar a los equipos médicos para que presten en el lugar de los hechos los primeros auxilios a los heridos, antes de llevarlos a los hospitales", indicó.

Shekhawat añadió que "se atendió a más de 300 personas, pero es una cifra que no está cerrada".

"La zona ya está casi despejada y lo único que se está encontrando ahora son cascotes, pero se seguirá trabajando durante algún tiempo más", agregó.
El Ejército indio envió cuatro helicópteros, dos aviones y dos barcos para colaborar en las tareas de evacuación en la localidad costera de Paravur, donde ocurrió la tragedia.

Además, desplazó equipos médicos desde varios regiones del país para reforzar la atención a los heridos, según informó el Ministerio de Defensa de la India en la red social Twitter.

El primer ministro indio, Narendra Modi, se trasladó a la zona para visitar a los heridos en un hospital y supervisar personalmente los trabajos sobre el terreno, en un vuelo en el que fue acompañado de un equipo médico especializado en quemados.

La consternación por la tragedia en el país asiático se ha visto acompañada por la polémica, ante la supuesta falta de permisos del templo para manejar material inflamable y pirotécnico.

En Kerala rige una prohibición de utilización de material pirotécnico por distritos, pero las autoridades expiden permisos puntuales para su uso en celebraciones específicas.

Un responsable de la Administración local, A. Shainamol, declaró a la cadena de televisión india NDTV que el templo no tenía permiso para usar este material, mientras que el diario "The Indian Express" informó de que la Policía había advertido al centro religioso de que no tenía autorización para realizar una celebración como la que hizo.

Las autoridades presentaron ya una denuncia contra los responsables del templo y los proveedores del material pirotécnico, según la agencia india PTI.

Tras conocer la tragedia, las reacciones de solidaridad y expresiones de dolor se han repetido, como las del papa Francisco, el Gobierno de España o los duques de Cambridge, que precisamente se encuentran de visita en la India. 

Fuente: Télam

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Te puede interesar

0

Emergencia Social: ¿Quién es el legislador que votó en contra?

Se trata del diputado salteño Alfredo Olmedo. Argumentó que la iniciativa promueve la “vagancia” y que “el país se hizo grande trabajando". “Creamos una fábrica de pobres. Algún día tiene que gobernador alguien que haya pagado la luz con el sudor de su frente”, expresó.

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo