Lo más importante

Morir y matar en las rutas

Los últimos siniestros viales ocurridos en rutas de la provincia pueden pasar a integrar las tristes estadísticas de muertes evitables o llevar a la reflexión y a la acción para evitar otras similares
0 Comentarios
0 Comentarios

Para la OMS morir en siniestros viales es desde hace años considerado como la "nueva epidemia" y no es un dato menor, según la organización para 2030 las muertes en el tránsito ascenderán a 30 millones por año, superando de manera amplia a los decesos por sida y otras enfermedades.

Pese a que la problemática preocupa y ocupa a muchas organizaciones sociales, es necesario que desde los diferentes gobiernos logren planificar mejores políticas de prevención y de una vez por todas se logren cambiar las leyes y quien mata en siniestros viales reciba penas más severas, esto sería un paso importante para que se puedan aplicar políticas públicas que minimicen el número de muertes en las rutas y calles.

Por el momento pese a los esfuerzos, nada parece ser suficiente. Campañas de alcohol cero, recomendaciones para mantener el vehículo en condiciones y no menos importante "sacar un poco" el pie del acelerador, son algunos de los ejes sobre los cuales se busca muchas veces hacer hincapié. Pero no es lo único en lo que hay que poner énfasis, dado que en muchos casos el mal estado de las calzadas son en parte algunos de los motivos por los cuales se registran colisiones evitables. 

¿Y por casa cómo andamos?

De acuerdo a la asociación civil Luchemos por la Vida, la provincia de Santa Fe en 2015 ocupó el segundo lugar en el ranking de muertes en accidentes viales, detrás de las 2.334 de Buenos Aires.

En lo que va del 2016 aun no hay cifras acabadas, pero por lo ocurrido durante el segundo fin de semana del mes de abril, todo parece indicar que los números no serán mucho mejor que los años anteriores.

Sin ir más lejos, dos casos conmocionaron a la sociedad con diferencia de horas. El primero tuvo lugar en Arroyo Seco, cuando dos personas que se trasladaban en moto murieron ruta provincial 21 en el kilómetro 277. Las víctimas tenían 24 y 16 años y fueron impactadas por un automóvil. Los jóvenes ocupantes de la moto terminaron bajo el auto del que poco después comenzaron a salir llamas y ya nada se pudo hacer por ellos.

El segundo, ese mismo sábado 9, ocurrió en la Ruta 34 a la altura del kilómetro 11. Allí, tres personas perdieron la vida casi de manera instantánea tras chocar de frente.

Las imágenes de ambos siniestros impactan y el solo pensar que en segundos y por errores humanos se puede perder la vida, da cuentas de que aun queda mucho por hacer en relación a campañas viales y concientización sobre cómo manejamos. 

Lo más certero por el momento será salir de casa sabiendo que al conducir -de manera irresponsable-, no solo se pone en peligro la propia vida, sino la de terceros. Esta puede ser una buena premisa a tener en cuenta: #PiensoLuegoManejo...


 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo