Lo más importante

Nadal jugará la semifinal del Argentina Open ante Berlocq

El español, máximo favorito al título, derrotó por un doble 6-1 a Delbonis y se metió entre los cuatro mejores. La otra llave será disputada por Mónaco y Almagro

0 Comentarios
0 Comentarios

Rafael Nadal, cuarto en el ranking mundial de la ATP, empleó una hora y dos minutos para doblegar este viernes a Federico Delbonis (59) por 6-1 y 6-1 ante 6.000 espectadores que disfrutaron de sus destrezas en la cancha central del Buenos Aires Lawn Tennis Club, en el barrio porteño de Palermo. Este domingo se enfrentará a Carlos Berlocq.

El tenista nacido en Mallorca, nueve veces campeón de Roland Garrós y considerado el mejor de la historia sobre polvo de ladrillo, jugará una de las semifinales ante el argentino Berlocq (74), quien previamente superó al esloveno Blaz Rola (85) por 6-1 y 6-3.

La otra semifinal también será un 'duelo' entre un argentino y un español, ya que la jugarán el tandilense Juan 'Pico' Mónaco (60) y el murciano Nicolás Almagro (89).

Mónaco superó al uruguayo Pablo Cuevas (24) por 7-6 (7-1), 6-7 (4-7) y 6-4, mientras que Almagro se impuso sobre el catalán Tommy Robredo (18) por 6-3 y 6-2.

El público llenó el estadio para ver en acción a Nadal y el mallorquín no los defraudó, más allá de que enfrente tuvo como mero partenaire a un tenista argentino, al que ya había superado una vez, en el ATP chileno de Viña del Mar 2013.

Nadal, vencedor en la ronda anterior del cordobés Facundo Argûello (146), comenzó el partido jugando muy corto, con la táctica de traer a la red al azuleño para después pasarlo de derecha o de revés, y así logró sacar una ventaja de 5-0 en apenas 27 minutos, con dos quiebres, para 2-0 y 4-0.

El 'zurdo' Delbonis, de buen rendimiento en sus victorias previas sobre el español Pablo Carreño Busta (54) y el italiano Paolo Lorenzi (66), lució temeroso, con miedo escénico, y por eso no lograba conectar dos buenos golpes seguidos, al punto de que totalizó 18 errores no forzados en el set inicial.

El público aplaudió al argentino cuando logró mantener su servicio pr primera vez y se puso 1-5 abajo, pero esa alegría fue efímera, puesto que enseguida 'Rafa' calentó el brazo izquierdo y sacó para 6-1 sin vacilaciones, y dejó la mitad de la historia resuelta.

El español inició el segundo set con otro quiebre sobre el servicio de Delbonis, quien a esa altura lucía frustrado, sin encontrar la forma de al menos incomodar a su rival.

El español siguió adelante con su exhibición y ni siquiera se incomodó por el viento que se sentía cada vez más fuerte en la cancha central y le movía la pelota, mientras Delbonis equivocaba su planteo cuando intentaba pasar pelotas sin ángulo, que no hacían ningún tipo de daño en su rival.

Nadal quebró nuevamente, se adelantó 4-1 y luego 5-1, y se dio el gusto de levantar a todo el estadio cuando devolvió dos pelotas imposibles, la segunda con un revés paralelo perfecto que dejó perplejo a Delbonis y fue, por lejos, lo mejor que se vio en lo que va del torneo.

El argentino, entregado, cedió nuevamente su servicio en el 6-1 final, y se marchó cabizbajo luego de una noche en la que no le salió nada ante el mejor de todos sobre polvo de ladrillo.

Nadal festejó con el puño en alto y varias reverencias a un público que lo idolatra y que llenó el estadio como hacía años no sucedía únicamente para verlo en acción, y lo disfrutó, pese a la falta de equivalencia que hubo con Delbonis, claramente expuestas sobre el polvo de ladrillo porteño. 

Fuente: Télam

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo