Lo más importante

Obesidad y cirugía Bariátrica: una solución

La cirugía Bariátrica efectúa modificaciones en el aparato digestivo que le brindan al paciente la posibilidad de generar restricción y saciedad, encontrando nuevos límites al volumen de alimentos ingeridos
0 Comentarios
0 Comentarios

La obesidad, sin lugar a dudas en la gran mayoría de los casos, es el resultado de un trastorno de las costumbres alimentarias y del comportamiento a la hora de comer. Malos hábitos alimentarios suplantaron el de masticar y saborear los alimentos por tragar repetidamente y sin control cantidades superiores de alimentos necesarios.

Es un grave problema de muchos, tanto en nuestro país como en el mundo entero. En Argentina, 6 de cada 10 adultos mayores de 18 años tienen un peso por encima de lo normal.

El mejor tratamiento de la obesidad es, categóricamente, un cambio de hábitos y de estilo de vida, algo muy simple que paradójicamente es difícil de lograr, y que la vida moderna y la relación actual de las personas con los alimentos atenta contra el cumplimiento de estas simples premisas.

Si bien existen esquemas de tratamiento serios, médicamente y psicológicamente controlados, la gran mayoría tienen éxito en su etapa inicial, fracasando en la etapa de mantenimiento que es donde el paciente recae en sus malas costumbres alimentarias recuperando el peso inicialmente perdido.

Precisamente, el gran número de fracasos del tratamiento médico y la creciente evolución de la obesidad, han sido los motivos del desarrollo de la cirugía Bariátrica en el mundo con una altísima aceptación por sus resultados los que se mantienen en el tiempo.

La cirugía Bariátrica efectúa modificaciones en el aparato digestivo que le brindan al paciente la posibilidad de generar restricción y saciedad, encontrando nuevos límites al volumen de alimentos ingeridos. En otras palabras, poner límites sin que participe directamente la voluntad.

Las técnicas actuales no impiden comer distintos tipos de alimentos, por el contrario, los pacientes operados realizan una dieta variada, actuando la operación en el límite y en la saciedad respecto al volumen ingerido. Estos cambios se mantienen en el tiempo, requiriendo el paciente reeducación y controles para asegurar así el éxito prolongado.

Pero hay algo más y que es muy importante, como dato de relevante jerarquía en relación a los resultados de esta cirugía sobre el peso, se le suman el control de la diabetes y de la hipertensión arterial, transformando a este recurso como una herramienta de sumo valor ante este problema.

Control del peso corporal, mejoría y control de la diabetes y de la hipertensión arterial, sin lugar a dudas hacen de la cirugía bariátrica una solución para pacientes obesos correctamente seleccionados

Por Dr. Jorge Luis Barraca - Mat 8303 (Secretario de la Comisión de Cirugía Bariátrica y Metabólica de la Asociación Argentina de Cirugía. Jefe del Servicio de Cirugía Bariátrica y Metabólica del Sanatorio Los Arroyos, Grupo Gamma. Director del Centro de Cirugía Rosario)

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo