Lo más importante

Para la querella, a Nisman lo corrieron de un brazo tras el disparo fatal

El informe de uno de los peritos contratados sostiene que el fiscal fue arrastrado luego del tiro, un dato que abona su hipótesis de que fue un asesinato
0 Comentarios
0 Comentarios

Según el informe de uno de los peritos contratados por la familia de Alberto NIsman, el fiscal fue corrido de un brazo después de recibir un tiro que le provocó la muerte. Este es uno de los puntos que abonan, desde el punto de vista de la familia, que fue un asesinato y no un suicidio.

"Agarre y deslizamiento de los dedos de una mano sobre uno de sus brazos", reza textualmente el informe preliminar que redactó Daniel Salcedo, licenciado en Criminalística y ex jefe de la policía Bonaerense, según publicó el diario Clarín en su edición de hoy. 

Esa conclusión fue incorporada a los informes elaborados por Osvaldo Raffo y por Julio Ravioli, que forman parte del documento de 93 páginas que presentó el jueves de la semana pasada la jueza Sandra Arroyo Salgado , ex mujer de Nisman y querellante en la causa en representación de sus hijas.

Lo que sostienen los peritos de la querella, en contraposición a los de la Justicia que abonan la hipótesis de suicidio, es que Nisman murió de frente a la bañera, con el torso erguido y la rodilla derecha apoyada en el piso. Para llegar a esa conclusión tuvieron en cuenta que no tenía marcas de golpes en la espalda, en la cabeza ni en sus miembros, y que la sangre que cayó sobre el lavatorio, a su derecha, vino de una altura baja, por lo que la cabeza estaba cerca.

Lo que cree los peritos de la querella es que a Nisman le disparó alguien que estaba parado detrás suyo.

"La víctima tenía una talla de 1,82 m, muy probablemente se encontraba en un plano inferior con respecto al atacante ubicado detrás y a la derecha", dice el informe.

El escrito advierte que parte de la mano derecha de Nisman, con la que se habría disparado, estaba limpia, y que el único motivo para eso es que hubiera habido algo tapándola, como "un objeto o una mano".

Los peritos de la querella no trabajaron sobre el cuerpo, sino sobre fotos, videos y con visitas al departamento de Puerto Madero donde vivía el titular de la Unidad Fiscal AMIA. Allí dicen haber descubierto, el 13 de febrero, manchas "lavadas" en la canilla y la bacha.

El estudio con las firmas de Salcedo, Raffo y Ravioli tiene profundas diferencias con la autopsia oficial realizada por el Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema, pocas horas después de hallado el cuerpo. Para resolver el conflicto, la fiscal Viviana Fein , a cargo del expediente, planea convocar a una junta médica.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo