¿Por qué vacunarse es un deber individual y una responsabilidad social?

La ministra de Salud santafesina, Andrea Uboldi, indicó cuáles son las vacunas faltantes y por qué es importante que Nación las provea

     Comentarios
     Comentarios

La ministra de Salud de Santa Fe, Andrea Uboldi, dio su visión sobre la importancia individual y social de vacunarse y el problema que origina el faltante de dosis. “Nosotros tenemos un Calendario Nacional que es uno de los más completos del mundo y que incluye vacunas que son vitales, de aplicación gratuita y universal. Seguimos con dificultades en la provisión de algunas de las vacunas, como las del meningococo para niños de 11 años que están demoradas; tenemos poca cantidad de vacunas del virus del papiloma humano; que como todos saben se aplica a púberes de ambos sexos para que estén protegidos del HPV cuando el inicio de sus relaciones sexuales”, enumeró. A estas se le sumaron problemas con la de la varicela y el rotavirus.

- ¿Por qué es importante llamar la atención de estos faltantes?

- Porque Argentina no tiene grupos de antivacunas muy potentes como sí existen en Europa y EEUU, por ejemplo, y la gente tiene confianza en la vacunación. Por eso es importante que sigamos insistiendo al Estado nacional para que la Secretaría de Salud nos las provea en tiempo y forma para que cuando nuestra gente lleva al control a sus niños puedan vacunarlos con todas las vacunas simultáneas que necesita en esos días, y brindarles, así, la protección necesaria.

- ¿Para los niños recién nacidos disponemos de las vacunas necesarias?

- Debemos recordar que las primeras vacunas que va a recibir un bebé por nacer son las que provee su mamá durante el embarazo, al recibir durante el mismo la vacuna antigripal, que está disponible desde el lunes 22 de abril, y que cubre a la madre y al bebé por nacer; y otra vacuna que se llama triple bacteriana celular para la embarazada para protegerse ella y al bebé, no solo contra el tétano sino contra la tos convulsa a través de ella.

A las 12 horas de vida, el bebé recibe en su pierna una vacuna que es la de la hepatitis B; y antes de egresar de la maternidad, recibe la BCG que protege contra las formas graves de tuberculosis. A partir de allí, y dentro de los controles periódicos que la mamá se debe hacer para evaluar el normal desarrollo de su bebé, se lleva adelante una pauta de vacunación que incluye a los 2, 3, 4, 5 y 6 meses.

- ¿Está garantizada la provisión de esas vacunas?

- La que está complicada es la vacuna contra el meningococo llamada Menveo, de la cual recibimos cierta cantidad que no es suficiente para la demanda de las mismas. Tenemos dificultades con la vacuna contra la diarrea infantil por rotavirus que se aplica a los dos y cuatro meses, y de la que disponemos poca cantidad. Estamos confiados que con el esfuerzo que hacemos entre todas las provincias podamos garantizar su cobertura para que a fin de mes y hasta mediados de mayo las podamos tener disponibles en nuestros centros de salud y hospitales públicos.

- ¿Qué nos puede decir de las vacunas para los adultos mayores?

- Estamos muy bien. Tenemos la doble adultos que es para difteria y tétanos. Se trata de una vacuna subutilizada y debemos recodar a los adultos jóvenes y a los adultos de las tercera y cuarta edades que los refuerzos cada 10 años con una única dosis nos permiten hacer frente a heridas por accidentes y cirugías. Con esta vacuna estamos cubiertos.

Después tenemos las vacunas de hepatitis B que son tres dosis; cero, uno y seis meses; esta vacuna previene la hepatitis y lo que es más significativo es que se trata de la primera vacuna que previene un tipo de cáncer hepático, con lo cual se disminuye este riesgo.

Para los mayores de 65 años tenemos vacuna antigripal disponible en los centros de salud, hospitales y efectores privados con los cuales trabajamos en conjunto. Hemos hecho acuerdos con farmacias en Rosario para la vacunación antigripal en forma gratuita. Y, de acuerdo a la enfermedad que tengan de base, y si son mayores de 65 años, hay dos vacunas que cubren la neumonía y otra contra una bacteria muy agresiva que es el neumococo. De estas vacunas tenemos stock para todos.

Por otro lado, comprendemos que las vacunas son un derecho y sabemos que es muy importante que la población esté protegida.

Andrea Uboldi
Andrea Uboldi | Ministra de Salud de Santa Fe

Comentarios