Por un error en un punto de un mail, fueron allanados y detenidos

La Policía Federal los fue a buscar a sus casas, los subieron a un patrullero y los acusaron de integrar una banda dedicada a estafas. Pero fueron liberados a las pocas horas. Según el abogado defensor, se trató de un error en una dirección de correo electrónico

     Comentarios
     Comentarios

Una familia vivió una pesadilla entre el lunes y el martes de esta semana cuando fueron allanados sus domicilios en Rosario y en Firmat y detenidos padre e hijo, acusados de integrar una banda que realizaba fraudes bancarios. Todo, dijo el abogado que los representa, se originó en un error de un punto en una dirección de un correo electrónico.

Los procedimientos los realizó la Policía Federal en el marco de una investigación contra una banda dedicada a la falsificación de documentos para la apertura de cuentas en bancos y la posterior utilización de cheques sin fondo.

En total, hubo siete allanamientos y la detención de los siete principales investigados en Rosario, Firmat, provincia de Chubut, provincia y ciudad de Buenos Aires, por orden del Juzgado Nacional Criminal y Correccional N° 1.

Sin embargo, el martes a la mañana, después de declarar ante la jueza federal María Romilda Servini de Cubría, los hombres detenidos en Rosario y en Firmat, que son padre e hijo, fueron liberados.

Según afirmó a Rosario3.com el abogado Claudio Caffarello, que representa a ambos, la División de Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal (FPA) realizó la pesquisa sobre las planillas con la información para abrir las cuentas del banco Credicoop. Allí figuraba una cuenta de mail.

El error se produjo al momento de buscar el número de IP y la identidad de la persona titular de esa cuenta. Si la dirección era, por ejemplo, [email protected], la PFA rastreó a [email protected]; sin el punto. La diferencia los llevó hacia otras personas.

La identidad de los acusados y liberados (este miércoles padre e hijo ya estaban en sus casas) fue preservada porque, además, la investigación ahora debía buscar a los verdaderos titulares de ese mail, afirmó Caffarello.

"Fue una pesadilla lo que hemos vivido y luego la gente llamando para ver como estábamos", contaron desde la familia.

“Es una megainvestigación y hay una gran cantidad de cuentas y de material probatorio. Pero esto fue un error. La Fiscalía y el Juzgado actuaron rápido y ayer los dejaron en libertad”, dijo el abogado defensor.

Comentarios