Lo más importante

Rosario espera una importante crecida del río para enero

El Instituto Nacional del Agua advirtió que el 5 de ese mes el nivel del Paraná será de “alerta”. El aumento ya se evidencia en las playas locales. La Municipalidad activó el protocolo de seguridad y pide precaución a bañistas y navegantes. Hay once mil afectados en el Litoral

0 Comentarios
0 Comentarios

El Paraná está creciendo debido a que las cuencas altas están llenas de agua. La explicación suena sencilla en la voz de Raúl Rainone, el director de Defensa Civil de Rosario, quien confirmó que el Instituto Nacional del Agua (INA) prevé que el 5 de enero próximo, el nivel del río sea de “alerta”. El funcionario, además, confió en que ya se activó el protocolo correspondiente de cara a la probabilidad de que haya sectores en donde los habitantes deban evacuarse. Mientras tanto, a las playas locales cada vez les queda menos arena. Por otro lado, hay más de once mil personas afectadas por la crecida de ríos en el Litoral.

“Nosotros no hacemos pronósticos”, advirtió Rainone a Rosario3.com. “Es el INA el que determina que el 5 de enero, el río tendrá un nivel de 5,10 metros, es decir, va a alcanzar el nivel de alerta”, destacó y aclaró al respecto: “El nivel de alerta es de 5 metros y el de evacuación es de 5,30”.

“Seguramente va a ocurrir, somos receptores de las cuencas altas que están llenas de agua. Incluso en el norte de Santa Fe ya hay evacuados. Esa agua va a incrementar el río en Rosario”, analizó en sintonía con los pronósticos de las últimas semanas.

Afortunadamente, “el río nos da tiempo”, destacó el director de Defensa Civil. Según indicó, las estimaciones de la crecida permiten a la Municipalidad de Rosario prepararse con anticipación. En ese sentido, confirmó que se activó el protocolo: “Estamos trabajando preventivamente antes las circunstancias, en el sur, en el Mangrullo”, dijo y detalló: “Hay un brazo seco que atraviesa el barrio generando un taponaje en el drenaje que deja en una situación complicada a las familias linderas”.

Rainone confió en que distintas áreas del Municipio ya recorren las zonas con anticipación, brindando información a los habitantes ante la crecida que viene.

El río es el que manda

La crecida del río ya se evidencia en la ribera cuyas playas se hallan reducidas a escasos metros. Entre el martes y este miércoles, el nivel subió 5 centímetros, según señaló Rainone. En su lugar, hay enormes camalotes. Este escenario implica la necesidad de tomar precaución de parte de bañistas y navegantes.

“Los navegantes deben seguir las órdenes de Prefectura y de los guardavidas que tienen conocimiento pleno del dibujo de sus costas. Ya casi no hay costa en la isla, y eso se hace un tanto peligroso”, advirtió al tiempo que apuntó hacia los noveles navegantes: “El parque náutico creció y es muy importante que se tomen cuidados, el río tiene más autoridad que nosotros”, subrayó.

Finalmente pidió a quienes conduzcan embarcaciones evitar la formación de grandes olas que afectan a los isleños y sus viviendas.

También desde arriba

Por su parte, el responsable del área a nivel provincial, Marcos Escajadillo, dijo en Radio 2 que el nivel actual del Paraná a la altura de Rosario oscilaba entre 4,30 y 4,40 metros y que por el momento no hay evacuados pero se monitorea la situación.

“Se está controlando mucho también el escurrimiento de las aguas por las lluvias que se presentaron ayer y hoy”, advirtió, en relación al control del arroyo Saladillo y la “limpieza de canales”, a la vez que se dispusieron equipos de bombeo para usar en caso de ser necesario.

Señaló también que en Firmat, una de las localidades más afectadas esta semana, “la situación está tendiendo a normalizarse”.

Finalmente, Escajadillo recordó que el pronóstico del tiempo, en medio de un prolongado fenómeno de El Niño, señala que “las lluvias del trimestre diciembre-enero-febrero serán supriores a lo normal para el Litoral argentino”.

Evacuados en el Litoral

Una de las provincias más afectadas es el Chaco, en donde las autoridades registraban unos 2.500 evacuados sólo en la Isla del Cerrito,mientras que una cantidad similar se verificaba en otras localidades como Puerto Vilelas, Barranqueras, Colonia Benítez y Colonia Tacuarí.

También la situación se agravó en Entre Ríos en donde las copiosas precipitaciones de las últimas horas y la persistente crecida del río Uruguay provocaron anegamientos en varias localidades entrerrianas, nuevas evacuaciones y el corte de numerosas rutas y puentes.

En esta provincia existían esta mañana unos 2500 afectados y la localidad más comprometida es Concordia, en donde hay 350 familias afectadas.

Durante una reunión del comité de crisis, el intendente de Concordia, Enrique Cresto, decretó el estado de emergencia hídrica, sanitaria y vial en esa localidad del noreste entrerriano y comentó que en las tareas de asistencia a los damnificados se sumó en las últimas horas el ejército.

El titular del área de Hidrología de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Manuel Irigoyen, dijo que en Concordia "estamos esperando una creciente equivalente a las cuatro o cinco mayores que hemos tenido durante estos 35 años desde que existe Salto Grande".

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo