Lo más importante

Ser creativos y habilitar la creación

La introducción de la creatividad en la escuela es tan simple como el rediseño de la distribución del aula o la introducción de aprendizaje en el mundo real
0 Comentarios
0 Comentarios

Como educadores, cuando se trata de la creatividad en el aula, hay dos cosas que podemos hacer. Podemos tomar el camino de menor resistencia y sacar la creatividad de los procesos de aprendizaje, o podemos crear un entorno que fomente la creatividad en el aprendizaje y permitir a los niños que exploren sus talentos.

Fomentar la creatividad puede ser tan fácil como desplazar los escritorios o dar opciones a los alumnos para su aprendizaje. Aquí hay cinco maneras en que puedes fomentar la creatividad en el aula durante este año escolar:

- Hacer un cambio en la distribución: Algo simple como un cambio en la forma en la que un aula está configurado puede estimular la creatividad y la innovación. Si puedes cambiar tus muebles por mesas y sillas con ruedas o fácil de mover, hacelo. Si te encuentras con escritorios individuales, permite a los alumnos que los muevan y los unan. También puedes crear entornos individuales como una esquina para lectura o el arte, sin salirte de tu presupuesto. Un pequeño cambio en la organización del aula puede recorrer un largo camino.

- Utilizar la tecnología: Creo que por ahora somos conscientes del poder que la tecnología tiene en el proceso de aprendizaje. Abrazando la tecnología y todo lo que puede hacer, sin duda ayuda a los alumnos a descubrir qué tan creativos pueden ser. En lugar de escribir trabajos que viven sólo en el escritorio de los profesores, escribe entradas de blog para que el mundo los vea. En lugar de crear proyectos de arte que cuelgan en las paredes de la escuela, súbelos a la página web de la escuela o Tumblr o crea una cuenta de Twitter para compartirlos. Una gran parte del proceso de creatividad es el compartir. ¿Qué pasaría si Shakespeare o Mozart o Miguel Ángel no hubieran compartido sus obras? La tecnología permite formas simples y fáciles de expresar y compartir el trabajo que están haciendo y creando los alumnos.

- Adoptar el aprendizaje basado en autenticidad: No importa si lo llamas aprendizaje basado en problemas o aprendizaje basado en proyectos, cuando traes la autenticidad en el aprendizaje traes un elemento de creatividad también. La autenticidad en el aprendizaje lleva esas situaciones abstractas, del mundo real a un nivel donde nuestros alumnos pueden utilizar su pensamiento creativo para desmontar problemas y utilizar su proceso creativo para encontrar soluciones innovadoras.

- La elección del alumno es clave: Construyendo a partir del uso del aprendizaje basado en autenticidad, cuando les das a los alumnos la libertad de explorar y crear sus propias soluciones significativas, les estás permitiendo explorar su propia creatividad. En vez de determinar los requisitos específicos para que completen un proyecto, permíteles construir / hacer / pintar / componer / programar / grabar sus propias soluciones.

- Proporcionar tiempo de reflexión y feedback: La reflexión y la retroalimentación, probablemente, son la parte más importante del proceso creativo y tienen que ser una parte valiosa de cualquier clase. Una parte de todos nosotros, cada vez mejor en las cosas que queremos mejorar, en las necesidades de involucrar un cierto nivel de feedback y reflexión personal. Proporcionar tiempo para que los alumnos se comuniquen entre sí sobre su trabajo y su forma de pensar y hacer del debate profesor y alumno una prioridad en tu aula.

- Infundir la creatividad en el aula no tiene que ser un proceso complejo. Si haces un completo rediseño del aula o trabajas el aprendizaje basado en autenticidad o marcas un tiempo de reflexión con tus alumnos, estás modelando que la creatividad y el pensamiento creativo son una parte importante del aprendizaje y mostrar a los alumnos que sus voces creativas importan.

Fuente: Steven Anderson- Consultor de Educación, Web 2.0 Connected Classroom EEUU

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Te puede interesar

0

Emergencia Social: ¿Quién es el legislador que votó en contra?

Se trata del diputado salteño Alfredo Olmedo. Argumentó que la iniciativa promueve la “vagancia” y que “el país se hizo grande trabajando". “Creamos una fábrica de pobres. Algún día tiene que gobernador alguien que haya pagado la luz con el sudor de su frente”, expresó.

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo