Lo más importante

"Si Matías se equivocó, sólo Dios puede juzgarlo"

El papá del joven asesinado el fin de semana en medio de un confuso episodio donde se lo señaló como ladrón, puso en duda que haya salido a robar. “No tengo problema en hacerme cargo si es así, me duele que un inconsciente agarre un arma”, planteó
0 Comentarios
0 Comentarios

Luis Ratari es el papá de Matías, el joven asesinado el fin de semana en un confuso episodio. Al principio lo señalaron como un ladrón muerto por otro ladrón en medio de un asalto callejero pero este lunes la fiscal del caso, Marisol Fabbro, corrigió: la bala vino desde un balcón. En contacto con Radio 2, su papá puso en duda que haya salido a robar. Aseguró que Matías no tenía problemas de dinero, estaba lleno de trabajo y era muy querido en el barrio. “Si se equivocó, sólo Dios puede juzgarlo, el tema es si no se equivocó”, apuntó.

“Yo no tengo problema en hacerme cargo si mi hijo estaba robando, sí me duele que un inconsciente agarre un arma”, aseveró Ratari, en diálogo con Radiópolis, el programa que conduce Roberto Caferra.

Ratari, ex directivo de Central Córdoba, contó que con esfuerzo mandó a sus tres hijos a una conocida escuela del centro pero que Matías decidió dejarla en primer año. Desde entonces –señaló– se puso a trabajar con él –“a full”– y a sus 22 años ya tenía su taller mecánico propio, “lleno de trabajo”. “Era un personaje hermoso”, recordó.

De acuerdo al relato de las supuestas víctimas de Matías, el muchacho y otro chico les apuntaron con un arma y les robaron un reloj y un celular antes de que se escuchara la detonación que atribuyeron a una discusión entre los supuestos delincuentes.

“Nunca le vi un arma, no se lo hubiera permitido jamás, me hubiera matado en vida si hubiera hecho eso”, aseguró Ratari.

El giro en el caso se dio este lunes, cuando la fiscal precisó que la bala provino desde del balcón de un departamento de la zona que fue allanado el domingo y en el que encontraron una pistola calibre 9 con numeración limada y balas con punta de teflón, idéntica a la que fue hallada en el cadáver de Matías.

“No puedo decirte en qué andaba Matías, sí puedo asegurarte que laburó conmigo siempre. Yo no tengo problema en hacerme cargo si mi hijo estaba robando o no, sí me duele que un inconsciente agarre un arma. Si se equivocó sólo Dios puede juzgarlo, el tema es si no se equivocó”, insistió.

Robo durante el velorio

Ratari contó que durante el funeral de Matías desvalijaron su casa. “Soy chapado a la antigua, dejé en la puerta un cartel con la dirección del velorio. Me robaron la casa completa”, lamentó. Tal vez a sabiendas que nadie iba a estar en el domicilio, los ladrones hicieron de las suyas.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo