Lo más importante

Tecnologías estratégicas que impactan en la educación

El uso cada vez más asiduo de las tecnologías en el salón de clase ha ido poco a poco renovando el proceso de enseñanza
0 Comentarios
0 Comentarios

El uso de las nuevas tecnologías permitió una reducción de costos de consumo en las empresas y es un fenómeno que empieza a hacerse notar también en el sector de la enseñanza. La inversión en la reforma digital del sistema educativo conocerá un aumento significativo en los próximos años.

Estas son las principales tendencias en materia de aprendizaje online en los próximos años:

Aprendizaje adaptativo

Considerado una forma de aprendizaje que se lleva a cabo con la ayuda de las computadoras y otros dispositivos interactivos para la enseñanza, el aprendizaje adaptativo jugará un papel muy importante en el diseño de la pedagogía del futuro. El valor real de este método se encuentra en la gran capacidad de recopilación de datos sobre las necesidades de los estudiantes, lo que ayudará a ofrecer soluciones cada vez más personalizadas.

Libros de texto electrónicos adaptativos

Los libros de texto en versión online dan el paso del papel al material didáctico digital. El hecho que se puedan editar para incluir información actualizada y adaptada al estilo de aprendizaje del estudiante es uno de los puntos fuertes que acelerará la masificación de este tipo de herramientas educativas.

Big Data

Las tecnologías diseñadas para recopilar y analizar los datos se han convertido en uno de los pilares más importantes de cualquier empresa que desarrolla su actividad en Internet. En educación, el Big Data se asocia con la recolección de grandes cantidades de datos generados por las actividades digitalizadas de los profesores, alumnos y padres y la tendencia no hará más que estimular el desarrollo de estas tecnologías a medida que la red de macrodatos se está extendiendo.

Estrategias de abastecimiento

Este tipo de estrategias están relacionadas con la tecnología, pero no se consideran una tecnología en sí. Nos referimos al caso de los servicios tecnológicos que proporcionan los proveedores como el alojamiento en la nube o la suscripción para obtener un determinado software. Aunque implica grandes cantidades de inversión, dependiendo de la envergadura del proyecto, la estrategia de aprovisionamiento será un punto necesario en los objetivos de negocio de cualquier institución para la enseñanza.

Microcredenciales abiertos

El sistema de acreditación gamificada basado en microcredenciales en forma de insignias digitales lleva ya un tiempo en las plataformas de aprendizaje online como alternativa a la certificación. Sin embargo, son herramientas que quedan limitadas al uso dentro de un determinado entorno. No pasa lo mismo en el caso de los microcredenciales abiertos, una tecnología todavía poco desarrollada, pero que podría aportar más valor y motivación para los estudiantes.

Evaluación digital

La evaluación es uno de los elementos más importantes, pero, igual que al resto del proceso de e-learning, tiene que pasar al espacio digital. Algunos de los métodos existentes consisten en distintos mecanismos como la identificación mediante pulsaciones de teclas o sistemas de reconocimiento de caras basados en el cloud. Se trata de procesos todavía difícil de llevar a la práctica, aunque necesarios para consolidar la estrategia de integración tecnológica en el sistema educativo.

Tecnología móvil

Adaptarse a la tecnología móvil es una de las condiciones esenciales para hacer frente a las nuevas exigencias del mercado. El uso de los dispositivos móviles ha empezado a acompañar muchas de las actividades educativas, desde la administración y el proceso de enseñanza, hasta la investigación. Y aunque todavía falta mucho hasta crear un ecosistema m-learning completo, viendo el gran número de usuarios de teléfonos inteligentes es una clara señal de que la integración de la tecnología móvil tiene que ser considerada una de las principales prioridades.

Aprendizaje social

El carácter social que tanto caracteriza al mundo del Internet se puede extrapolar con la misma facilidad al proceso de e-learning. En este sentido el ejemplo de los MOOC es el más relevante. Los alumnos que prefieren el aprendizaje digital se crean sus propios perfiles sociales para conversar con sus compañeros, contrastar opiniones o simplemente para compartir temas de interés. La gran aceptación que tienen estas actividades refuerza la necesidad de integrar las opciones sociales en las creación de plataformas educativas.

Fuente: Noticias Universia

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo