Lo más importante

Un nuevo año, una nueva responsabilidad

En pocos días se abre un nuevo año lectivo. Esto implica diferentes estados de ánimo según el lugar desde donde nos toque actuar: ansiedad, temor, pereza, desafíos, compromiso, entrega, entre otros
0 Comentarios
0 Comentarios

Por: O.F. Adriana Feliú, Orientar

Faltan apenas unos días para que empiece el nuevo ciclo lectivo. A continuación, una breve reflexión antes de comenzar:

Como padres:

¿Hemos elegido la escuela coherentemente con los valores compartidos en nuestro hogar y nos comprometemos a respetar el código de convivencia y el PEI de esa institución, sabiendo que la misión de esta es colaborar en la educación primaria recibida en el hogar y brindarle aquellos conocimientos de las áreas que desconocemos (Contenidos de las diferentes ciencias)? ¿Estamos dispuestos a colaborar en el proceso educativo de nuestros hijos y nos ponemos a disposición de la escuela participando de actos, programas, y otras necesidades quj ésta tenga, o por el contrario, considero la escuela un servicio por el cual pago (o el Estado lo paga) en el que deben brindarme un producto terminado?

Como docentes:

¿Estoy comprometido con mi vocación, la cual tiene una base asistencial fundamental? ¿Veo en cada uno de esas almas que pasan por mi aula, una persona ávida de conocimientos, de inquietudes, de interrogantes que necesitan de una respuesta que los invite a continuar, a proyectarse, a ponerse metas para el futuro, o solo veo un montón de chicos molestos, a los que debo enseñar unos cuantos contenidos para que pasen de grado? ¿Cuándo perdí mi vocación docente?

Como escuela:

¿Estoy atento a las necesidades de la comunidad escolar? Sus inquietudes, sus problemas. ¿Los invito a participar de nuevos proyectos o a plantear nuevos proyectos necesarios para el bien de la comunidad educativa de la institución que formo?

Como comunidad:

- Partido político, grupo de padres, creencia, etc.: ¿Estamos preocupados por el proyecto educativo que tienen nuestras escuelas hoy?, ¿respetan nuestros valores: la justicia, la verdad, la paz, la vida?

- Como padres: Pidan un PEI (Proyecto Educativo Institucional), pidan referencias a la escuela; nadie deja a su hijo solo en medio del océano desconocido.

- Como maestros: Planifiquen sobre lo que nos toca este año, programen, renovarse a la necesidad del joven que se educa hoy. Tomen conciencia de que por sus manos pasa gran parte del futuro de este gran país, y si perdieron la vocación, dejen el lugar a aquellos que puedan y quieran comprometerse en semejante tarea.

- Como escuelas: Sean comunicadores sociales, guíen, sean faros en las tormentas de la adolescencia, y pilares en la infancia. Ayuden también a los padres, para que ellos puedan formar a sus hijos, la tarea de ustedes es acompañar. Los padres son los principales y primeros educadores de sus hijos.

- Comunidad, Iglesias, Asociaciones de Padres: Sean conscientes que si Estado no se hace responsable de su deber, debemos reemplazarlo y saber que se puede, que todo depende de nosotros. Del grano de arena que cada uno aporte desde su ángulo y sabiendo que solo a través de una educación basada en valores y principios morales universales producirá un cambio en la sociedad y nos hará crecer como país.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo