Lo más importante

Universidad y Escuela Media: vincular para producir

El Centro de Comunicación y Educación (CECOyED), que funciona desde 2007, trabaja con proyectos de extensión en escuelas medias, donde se promueve la formación y la producción de los alumnos en un trabajo conjunto que involucra a voluntarios y docentes
0 Comentarios
0 Comentarios

Pisar la universidad por primera vez es un evento que solo suele sucede luego de finalizar la escuela, donde la mayoría ingresa a ese otro gran universo para formarse en el nivel superior. Sin embargo, no siempre sucede de ese modo. Muchísimos jóvenes ni siquiera imaginan con esa posibilidad, porque no la conocen, no la imaginan, no tienen los medios de acceso o no se interesan por hacerlo.

Muchas veces es cuestión de oportunidades, otras de realidades ineludibles, la diferencia radica en lo que se hace en el medio: acortar brechas, construir puentes, generar espacios, habilitar sujetos, brindar herramientas.

El Centro de Comunicación y Educación (CECOyED), perteneciente a la Escuela de Comunicación Social de la Facultad de Ciencia Política y RR.II de la Universidad Nacional de Rosario, se formó con ese objetivo: promover estrategias que articulen actividades de investigación, formación y reflexión que permitan gestionar proyectos innovadores de educación formal y no formal que integren en forma interdisciplinar dimensiones del campo de la comunicación, educación y tecnológico que propicien nuevas alfabetizaciones.

María Cristina Alberdi, magister en Ciencias de la Comunicación, investigadora, docente, directora del CECOyED, cuenta que el proceso de conformación del Centro tiene que ver con una larga historia que se remonta en los años 70 con la influencia de la Teoría de la Liberación, el concepto de Comunicación Popular y en especial con los aportes de Paulo Freire en el campo de la educación: “Con la formación que vino de Edith Litwin y, pedagoga que brindó aportes importantes en cuanto a las tecnologías educativas, se formó lo que se llamaba el Centro de Educación a Distancia,  dirigido en su momento por Mercedes Pallavicini. A partir de ahí se empezó a trabajar con la relación comunicación-educación-tecnología de una forma más sistemática con investigaciones, proyectos de producción y proyectos de extensión con escuelas primarias y medias”.

“Con el avance de las comunicaciones  en 2007 se transformó el Centro de Educación a Distancia en un Centro de Comunicación y Educación para dar cuenta de las problemáticas que empezaban a surgir con el auge de internet, redes sociales, educación virtual”, cuenta Alberdi y agrega: “Desde este Centro algunos miembros  empezamos a trabajar en la primera etapa del desarrollo del Campus Virtual de la UNR  hasta el 2007 y se conformó un espacio de trabajo, investigación y producción”.

El Centro hace años que trabaja en diferentes proyectos de vinculación con escuelas medias, capacitando y brindando espacios de producción y aprendizaje, tanto para los voluntarios como para los alumnos: “Del 2005 al 2007 trabajamos con el Ministerio de Educación y en concomitancia con el Campus Virtual en un proyecto que involucró 4 escuelas: la Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez, las Malvinas Argentinas de Funes, una escuela Normal Superior de Alcorta y la Víctor Cue de Cristalería. Ahí trabajamos el desarrollo en relación a la producción de medios en internet con jóvenes y adolescentes”, explica Alberdi y continúa: “Se desarrolló, por un lado, la formación de los docentes en el uso de los blogs, redes sociales, y también a los alumnos que terminaron con producción de proyectos en sitios de internet. El trabajo se hizo en paralelo con investigadores, docentes y alumnos que iban y participaban en las escuelas, desarrollando módulos”.

En el CECOyED se trabaja por proyectos con cada una de las instituciones.  Los voluntarios son en su mayoría estudiantes, que están en cuarto y quinto año, que reciben por un lado la formación que se le brinda en el Centro para que luego  trabajen  en las instituciones educativas: “Se trabaja coordinadamente con los docentes y los alumnos. Se acuerda un proyecto con las instituciones, que la deciden entre los alumnos, voluntarios y docentes. Tratamos que el trabajo sea parte de un trabajo curricular institucional, para que tengan fuerza en las escuelas y después que los docentes la puedan continuar cuando se terminan los proyectos”.

Tender puentes desde la universidad a la comunidad, es uno de los objetivos fundamentales del Centro: “La universidad tiene que abrirse a las instituciones. Esto permite que los alumnos, sobre todo de la escuela media, tengan una perspectiva de que pueden ingresar a la universidad, que la misma  es un espacio que se encuentra abierto, accesible, sobre todo en aquellos sectores que no lo visibilizan como una posibilidad” y agrega: “Una cuestión importante que implican los proyectos de voluntariado tiene que ver con lo que la universidad le brinda a la sociedad. Y también hay todo un proceso de co-construcción: es la posibilidad de compartir saberes y la posibilidad de aprender desde el trabajo en terreno, la realidad, desde cosas muy simples de cómo se presenta un proyecto, se organiza y se trabaja colaborativamente con y en la institución. No nos ponemos del lado del saber, sino de producir con el otro”.

El año pasado se trabajó en las Escuela de Educación Media Guido Spano, Soldado Argentino, Montessori y el Complejo Alberdi con un proyecto de Voluntariado Universitario de formación en medios llamado “Adolescentes en TV”, que consistía en la realización de producciones audiovisuales  para un canal de You Tube y el sitio en internet (adolescentesentv.wordpress.com).  “El objetivo es lograr producciones que no solo tengan que ver con la modalidad educativa sino con la apropiación de los lenguajes por parte de los alumnos, para que los alumnos produzcan contenidos propios que luego sean consumidos por los jóvenes, trabajar de las competencias que ellos tienen con las imágenes y promover en forma conjunta contenidos que tengan que ver con sus intereses y su realidad. Hay que romper con esa tradición de reproducir el modelo de los medios tradicionales y lo que hay en línea”. Este año se continúa la experiencia con el mismo nombre pero como parte del Programa de Extensión la U.N.R.  en la que participan Motessori, Fontanarrosa y Guido Spano con un equipo de alumnos, graduados y docentes de la Carrera de Comunicación Social.

Todos los años se realiza, en la Facultad de Ciencia Política y RRII,  las Jornadas de “Visualidades Infinitas”- jornadas de debate y muestras visuales gráficas y multimediales-,  y el Centro de Educación invita a participar a las escuelas para que muestren sus producciones: “Es importante que los alumnos vean la difusión de su propio material. Uno escribe para ser leído y realiza audiovisuales para que sean vistos”.

Las Jornadas están programadas para el 30 de junio y 1 de julio y participarán representantes de la Defensoría del Pueblo: “Este año la temática de la Defensoría está centrada en la niñez, jóvenes y adolescentes. Entonces, vamos a realizar actividades para que vengan alumnos de muchas escuelas para trabajar en conjunto sobre este tema en relación a los medios de comunicación”.

Luego de realizar una evaluación con los docentes de escuelas medias con las que se trabajó, Alberdi destaca aspectos muy positivos del trabajo desde la universidad: “Los docentes plantearon la importancia de haber podido trabajar de otra forma, distinta a la tradicional. El haber podido lograr producciones de alumnos y la motivación de chicos que generalmente no muestran interés en la educación formal” y finaliza: “Este año se continuará ese proyecto de extensión y realizamos una convocatoria de voluntarios. Queremos abrir ese llamado a alumnos también de instituciones terciarias para incluirlos en las nuevas alfabetizaciones. La idea es ir creciendo para incorporar más proyectos”.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo