​El actual secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se mostró muy crítico con el levantamiento del cepo al dólar anunciado ayer. Consideró que perjudicará a los asalariados para sólo favorecer a los grandes productores. No descartó movilizaciones.

En conversación con la periodista Almudena Munera (Radiópolis, Radio2), el sindicalista sostuvo: “Es un paquete de medidas que significa un ajuste tradicional de sectores ortodoxos que hay generado en otras ocasiones, es un golpe al bolsillo y favorece a los que concentran la riqueza, a los que tienen a la exportación como actividad principal”.

“Perjudica a los asalariados, nada se dice de cómo se recuperará su poder adquisitivo. Otra vez el mercado interno deja de sr el sustento, la rueda de la economía”, continuó en el mismo sentido.

Yasky confirmó que existe una postura unánime de los sindicatos en contra de la iniciativa económica: “Todos coincidimos en que no íbamos a aceptar esquemas con costos sociales. Las centrales sindicales nos vamos a aceptar y lo rechazaremos”, dijo y no descartó que se realicen medidas de protesta.

“Se aplicó la lógica de los grandes empresarios”, sostuvo. “Buscan bajar la demanda y el consumo popular para bajar la inflación, el secreto de estas medidas es volver a las viejas recetas en las que ganan los que especulan con las finanzas, los que exportan y perdemos los asalariados y empresarios chicos”, expresó.

Más información

Doce respuestas sobre el fin del cepo cambiario

El nuevo dólar rondó los $14 pero en Rosario no hubo cambio

Para el Frente para la Victoria, se trata “de una brutal devaluación”