Pedro Rosemblat y Martín Rechimuzzi presentan una nueva versión de la obra de humor político para opositores, que a través de las risas y el delirio recorre la dramática actualidad argentina de cara a las próximas elecciones.