Lo más importante

En clásicos, llegar mejor no es igual a ser favorito

A diferencia de su rival de toda la vida, Central ganó en el debut y mantuvo la base que lo llevó a pelear arriba el año pasado. Pero el propio equipo canalla demostró en ediciones anteriores del derby que los favoritismos no cuentan en este tipo de duelos

0 Comentarios
0 Comentarios

Creer que Central es favorito a ganar el clásico es un error. Decir que en estos partidos no hay favoritos parece un cliché pero las pruebas muestran que es una realidad casi incontrastable.

Desde el retorno de Central a primera se jugaron cinco clásicos donde los rojinegros casi siempre llegaron mejor y sin embargo las victorias fueron auriazules. La excepción fue el último de esos cinco encuentros en que la previa fue diametralmente opuesta: Central llegaba como candidato pero quienes terminaron festejando fueron los de Bernardi que se llevaron un impensado empate.

Por eso creo que en un clásico tan pasional y especial como el rosarino, nunca hay favoritos.

Sí puede decirse que Central llega mejor que Newell's, no sólo por los resultados del debut sino también por haber mantenido la base del equipo que lo llevó a pelear arriba en 2015. Pero llegar mejor, no siempre es sinónimo de victoria, menos aun en un clásico.

En frente tendrá una de las ofensivas más poderosas del país con cuatro hombres de probada jerarquía como Scocco, Boyé, Maxi y Formica. La sola presencia de este póker de crácks hacen del derby un duelo altamente atractivo y de final incierto.

No será un partido decisivo pero seguro marcará tendencia y mostrará si el equipo de Chacho está listo para los grandes desafíos que este 2016 le presentará.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo