Robótica Educativa: el boom de los kits tecnológicos

Desarrollados por equipos conformados por programadores, asesores pedagógicos, ingenieros electrónicos, autores de contenidos y diseñadores industriales para trabajar transversalmente

     Comentarios
     Comentarios

Grandes monstruos tecnológicos como Google, Microsoft o HP hace tiempo que tienen puesta la mira en el gran negocio que es la educación y ofrecen multitud de herramientas y formación enfocadas a ese objetivo.

Más allá de la incorporación de internet a los colegios o el uso de tabletas, portátiles o pizarras digitales en las aulas, ahora es el turno del aterrizaje de las herramientas que conectan los distintos elementos entre sí y los ponen al servicio de los alumnos, los profesores y el entorno familiar como refuerzo del aprendizaje.

 

Ahora los lápices y los sacapuntas conviven en los pupitres con dispositivos conectados y aplicaciones para la gestión de la educación. Pero no solo hablamos de conectividad en el aula, ya que la inteligencia artificial y la programación ocupan cada vez más espacio en el día a día de los colegios. Se abren nuevas propuestas pedagógicas y tecnológicas

Una tendencia clara en la actualidad es acercar la robótica a las edades infantiles iniciando en conceptos de programación desde muy temprano.

 

De este modo, nacen los nuevos Kits Tecnológicos de Robótica Educativa, que invitan a los alumnos a vivir una experiencia transversal en todas las materias.

 

Kits Tecnológicos y sus ventajas

El aprendizaje de la robótica sustentado en la programación puede llegar a ser una poderosa herramienta para que los chicos logren:

 

-Dominar las interacciones entre el mundo físico y el virtual

-Aprender haciendo.

-Estructurar el pensamiento lógico, crítico y computacional.

-Habilidades creativas, de programación y constructivas, habilidades y competencias para el siglo veintiuno.

-Sociabilizar los logros.

 

-Resolución de problemas o desafíos.

-Aprendizaje significativo.

-Trabajo en equipo y colaborativo que evita que los estudiantes interactúen solitariamente frente a una PC, smartphone o tablet.

-Familiarización en forma lúdica con las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (NTICs).

-Generar una comunidad activa y creadora con el resto de los alumnos.

-Autocorrección de errores que favorecen la autonomía del estudiante en el proceso de aprendizaje.

 

En definitiva, la robótica y la programación pretenden formar a niños y niñas que sean capaces de enfrentarse al mundo que nos espera, pero no solo eso, deberán también ser los artífices del cambio, de convertir nuestro mundo en un lugar mejor a nivel social y medioambiental.

Comentarios