Crimen de los hermanos: declaró el chofer sospechado y quedó en libertad

El conductor de la línea 142 señalado por su presunta vinculación con el asesinato de Agustina y Javier Ponisio fue indagado por más de una hora en Tribunales y se declaró inocente. En diálogo con El Tres aseguró que a la hora del hecho estaba trabajando y negó una relación con la víctima. El video

     Comentarios
     Comentarios

Martín, el chofer de la línea 142 del transporte urbano de pasajeros sospechado de tener alguna vinculación con el crimen de los hermanos Agustina y Javier Ponisio, en el interior de una vivienda ubicada en Castro Barros al 5500, declaró este lunes en los Tribunales provinciales y quedó en libertad luego de declararse inocente.

En diálogo con el programa Telenoche (El Tres), el chofer manifestó que a la hora del doble asesinato ocurrido el viernes pasado él estaba trabajando, ya que todos los días cumplía un horario fijo manejando los servicios de la línea 142 entre las 6.19 y las 13.22.

“A las 8.30 estaba en el cementerio de Villa Gobernador Gálvez haciendo la espera porque a las 8.33 salgo del cementerio de Gálvez hacia el norte”, dijo al periodista Ever Arnoldo. 

“Soy inocente. Me enteré (del hecho) por el diario. Mis compañeros me dijeron que era uno de los sospechosos y quedé con los ojos abiertos. Mi vida es sana, voy al gimnasio, juego al fútbol con amigos, te lo pueden decir mi familia, mis amigos, todos los que me conocen que es así”, manifestó el conductor del colectivo. 

Según detalló el periodista de Radio 2 Fernando Carrafiello, la declaración se desarrolló por más de una hora y el chofer de 28 años, que concurrió acompañado por su abogado José Nanni, brindó su testimonio con absoluta tranquilidad.

Ante el fiscal de la causa, el hombre indicó que no tenía ninguna relación íntima con Agustina y que sólo la conocía porque ella tomaba a diario el servicio de la línea 142 entre las 9 y las 9.10 de la mañana en la esquina de su casa para ir a trabajar.

Agregó que únicamente existía una conversación a través de la red social Facebook que él ponía a disposición de la Justicia y que una vez salieron a tomar algo con dos amigos pero la reunión no continuó después de la salida grupal. También dijo que no habían intercambiado números de teléfono entre ellos.

Por otra parte, el chofer negó haber llevado a Agustina en su auto personal al trabajo que ella tenía en el Grupo Oroño tal como había trascendido. El conductor de la línea 142 reiteró que a esa hora trabajaba en el servicio de la empresa Rosario Bus.

Amigas de Agustina habían comentado tras el crimen que la chica estaba viéndose desde hace dos semanas con el chofer que este lunes fue a declarar. Vecinos también dijeron haber identificado el vehículo Fiat Siena color verde del hombre en el lugar del crimen.

Carrafiello detalló que tras la declaración del chofer, los investigadores seguían evaluando todas las hipótesis y no había trascendido una línea principal o móvil claro del doble crimen que el viernes a la mañana causó gran conmoción en barrio Saladillo.

Comentarios