Fein asistió al Ángelus de Francisco en la plaza San Pedro

El papa dijo que la Iglesia está "comprometida" en la solución de "los graves problemas sociales y económicos" de Latinoamérica. La intendenta rosarina asistió al habitual rezo dominical, donde también había muchos argentinos
     Comentarios
     Comentarios

La intendenta Mónica Fein participó este domingo al mediodía del tradicional Ángelus que el papa Francisco ofició desde uno de los balcones del Vaticano ante una multitud de fieles de todo el mundo. En esta ocasión el Sumo Pontífice se refirió a su último viaje a Colombia, Bolivia y Paraguay al señalar que el "continente latinoamericano vive graves problemas sociales y económicos" pero tiene grandes potencialidades humanas y espirituales, custodia los valores cristianos profundamente radicados". En la celebración también había argentinos y varios rosarinos quienes se acercaron a saludar a la jefa comunal y hasta sacarse fotos.

Fein está en Roma para participar –junto a otros más de 50 alcaldes de distintas ciudades del mundo–el próximo martes y miércoles del coloquio Esclavitud Moderna y Cambio Climático y del simposio sobre ¨Ciudades y Desarrollo Sostenible organizados por la Pontificia Academia de Ciencias Social y especialmente invitada por el Santo Padre.

Este domingo al mediodía, la intendenta y la delegación que la acompaña se acercó hasta la Plaza San Pedro para escuchar la palabra de Francisco donde se refirió a su último viaje por tres países de Sudamérica e hizo hincapié en la situación que vive el continente latinoamericano.

De la multitud que copó la plaza principal del Vaticano también participaron argentinos quienes envueltos en banderas celestes y blancas se hicieron oír antes y después de la ceremonia. Era un grupo de la congregación de Don Orione que viajó a Roma para celebrar los 100 años de la organización y saludaron a Francisco.

"En un día como hoy donde la Iglesia nos habla del pastor y sus ovejas, ver toda esta gente junta y con la alegría, la fe y el cariño que le tienen al Papa, es una verdadera emoción" dijo la hermana Bernardita quien estaba al frente de la comitiva.

Dos jóvenes sobresalían en la larga fila para ingresar a la basílica de San Pedro, una con la camiseta puesta de Rosario Central. Eran Josefina y Paula, dos docentes amigas oriundas del barrio Arroyito que están de vacaciones por Italia y les coincidió con la tradicional celebración dominical. Y no se la quisieron perder. "Venimos a pedir la bendición para el clásico y especialmente para Marcos Ruben" admitió una de ellas quien planifica regresar a la ciudad el próximo sábado, un día antes del choque entre canallas y leprosos. Ambas aprovecharon la oportunidad para sacarse una foto con Fein.

A pocos metros estaba Laura, de San Lorenzo, quien también estaba cumpliendo una deuda pendiente: ir a ver al cardenal Jorge Bergoglio, hoy Francisco, en su nueva casa ya que había estado con él durante su última estadía en Rosario en ocasión del congreso de la pastoral social que sesionó en la sede rosarina de la UCA un año antes de haber sido elegido en su nueva función. Se mostró profundamente emocionada tanto como scout y cristiana al mismo tiempo.

La jefa comunal de Rosario también se emocionó ante la aparición del Papa desde el balcón y más sabiendo que tendrá la oportunidad de saludarlo en persona pasado mañana cuando se haga presente en el Coloquio Esclavitud Moderna y Cambio Climático. Allí estará la intendenta de Rosario y hablará sobre las políticas públicas implementadas para luchas contra la trata de personas y las de sustentabilidad y medio ambiente.

Varios argentinos y algunos rosarinos también manifestaron su alegría por las palabras del papa en la plaza San Pedro:

La intendenta junto a dos rosarinas en la plaza San Pedro (Rosario3.com)

Comentarios