A pesar de las lluvias, las más fuertes de los últimos meses, Australia continúa en su lucha contra los cerca de 100 incendios que azotan distintas regiones del país que ya dejaron un saldo de 29 víctimas fatales y más de 2.500 viviendas destruidas.

Las fuertes precipitaciones golpearon parte de la costa oriental Australia. El temporal colaboró en la extinción de algunos focos ígneos, pero también provocaron inundaciones que forzaron a cerrar vías.

Victoria, Nueva Gales del Sur y Queensland, tres de los estados que más afectados por las llamas, ahora luchan, además, contra las acumulaciones de agua. 

En Queensland varias vías principales quedaron bloqueadas mientras que en Nueva Gales del Sur se produjeron cortes de electricidad, informan medios europeos.

La Oficina de Meteorología de ese estado esa indicó que aunque las precipitaciones han disminuido, aún son posibles lluvias y tormentas eléctricas a lo largo del fin de semana.  Asimismo, pidió a las personas que se abstengan de transitar por las vías inundadas.

Allí mismo, en Queenland, el usuario de Facebook Brendan Horne fotografió a un tiburón que se desplazada por una calle inundada.

En la imagen, se puede ver la aleta del animal sobresaliendo del agua.

En algunas zonas se registró el triple de lluvia que se produce en un mes y aunque no se reportaron daños mayores, varias zonas residenciales y parques quedaron inundados. 

Las acumulaciones de agua también forzaron a cerrar atracciones turísticas, como el Australian Reptile Park, en Nueva Gales del Sur.

Más información

¿Qué esconde la engañosa imagen de los incendios en Australia?