Un cruce de lenguajes para “robar” La Gioconda

Gioconda: viaje al interior de una mirada es a la vez proyección y obra de carácter performático que propone un recorrido por el Louvre con el Macro como escena. Las funciones comienzan este martes. La entrevista con Cindi Beltramone

     Comentarios
     Comentarios

“Gioconda: viaje al interior de una mirada es, por un lado, una película con varias proyecciones en las paredes que se puede espectar. Y por otro, es una intervención performática; una obra de teatro que utiliza esa película como escenografía y que sucede de martes a domingos a las 17.30 en el Macro”, explicó Cindi Beltramone a Rosario3.com.

La obra, con entrada libre y gratuita, se presenta en el museo de Arte Contemporáneo de Rosario, bulevar Oroño y el río, hasta el 15 de junio. El cupo es limitado y requiere inscripción previa.

La realizadora audiovisual pergeñó junto al dramaturgo y director teatral Sebastián Villar Rojas la posibilidad de cruzar el lenguaje audiovisual con el teatro y el arte contemporáneo a partir de una premisa: “robar La Gioconda”.

Remontar la hazaña de Eduardo de Valfierno –el estafador argentino que sustrajo la obra de Leonardo Da Vinci en 1911 para “venderla” seis veces– fue luego ampliada a la totalidad del museo Louvre (París, Francia).

El primer gran planteo fue trasladar un museo dentro de otro. Traer la representación más grande del arte occidental a un museo del Tercer Mundo y a una ciudad periférica para que todas las personas puedan verla”, reveló Beltramone.

A la aventura se sumaría más tarde la intervención de la poeta y filóloga sevillana Rocío Muñoz Vergara.

Este terceto es el que lleva adelante la representación de Gioconda: viaje interior a la mirada.

¿Cómo fue que una idea a priori disparatada se tradujo en una expresión artística multilenguaje con apoyo del Teatro Nacional Cervantes?

Según reseñó Beltramone, todo comenzó durante las representaciones El imperio de lo frágil que se desarrolló (también) en Macro, entre 2015 y 2016. La intervención recorría los siete pisos de la institución, mientras se desarrollaba la muestra Rapsodia Inconclusa, de Nicola Constantino.

El último piso de la misma consistía en una instalación audiovisual que ocupaba por completo una de las paredes y a partir de la cual, la figura de Nicola interactuaba con los personajes.

“Nos pasó que durante una de las funciones, una persona nos dijo que no sabía qué personaje seguir (si a quienes actuaban o a aquello que se proyectaba en las paredes). Entonces, empezamos a trabajar la idea de posibles combinatorias”, abundó Beltramone.

En uno de los ensayos ya con la obra de Nicola Maontada es que Villar Rojas interroga a su compañera: “Y si vamos a robar La Gioconda?”

Unos meses después, ya en 2017, ambos viajaron a París a –literalmente– “robar” la obra. Con un pequeño plan de filmación, una cámara y un trípode, llegaron al Louvre. El objetivo era conseguir la mayor cantidad de planos fijos posibles.

Pero a poco de comenzado, el rodaje debió ser reformulado: los guardias del museo parisino les explicaron que no era posible utilizar el soporte para la cámara.

“Entonces, empezamos a pensar en otro plan para ver cómo articular el cuerpo para sostener la cámara la mayor cantidad de tiempo posible en el plano y obtenerlo con la menor cantidad de turistas posible. En esos ocho días nos dimos cuenta de que pasaban cosas increíbles y que, si queríamos, nos podíamos llevar todo el museo”, continuó la entrevistada.

Para la realizadora, fue una gran experiencia antropo-sociológica porque “empecé a describir lo que pasaba con los turistas; cómo cada turista de cada país interactuaba de una manera diferente.”

Tras la presentación del proyecto al Teatro Nacional Cervantes, el lenguaje escénico entró en juego. Y la idea original de utilizar la película como escenografía halló en Muñoz Vergara el cuerpo y el texto –a partir de intervenciones poéticas– de la acción performática.

La escritora española residente en Rosario es una persona no vidente, la idea de una “supuesta guía que a su vez necesita ser guiada” sedujo a la dupla.

“Con sus intervenciones, ella logra un anclanje poético, casi una segunda trama dentro de la trama de la película”, cerró Beltramone.

Las funciones se desarrollan hasta el 16 de junio los martes, miércoles, viernes, sábados y domingos, a las 17.30.

La entrada es gratuita y el cupo, limitado. Para poder acceder a las mismas hay que completar este formulario.

Gioconda: viaje al interior de una mirada es una coproducción del Teatro Nacional Cervantes y el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario, con el apoyo del Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe, la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario, la Escuela de Bellas Artes de la Facultad de Humanidades y Artes (UNR) y las Alianza Francesa de Buenos Aires y Rosario.

La ficha técnica se completa con Axel Wainshtein, en sonido; y Lorena Fenoglio, en vestuario; La operación técnica y artística en vivo es de Sebastián Villar Rojas y Cindi Beltramone.

Comentarios