Tomaron, comieron y derribaron mitos sobre la alcoholemia cero

Con la presencia de Mónica Gangemi, los integrantes de Radiópolis (Radio 2) soplaron tras consumir diversos productos con fama de alterar el alcoholímetro. Las imágenes de una emisión muy especial

 

     Comentarios
     Comentarios

Que no hay que comer ensalada de frutas, que tampoco bombones de licor. Existen varios mitos entorno al llamado falso positivo, es decir, la existencia de nivel de alcohol en sangre debido al consumo de ciertos alimentos. Sin embargo, este viernes en Radiópolis, el programa que conduce Roberto Caferra en Radio 2, fueron derribados uno por uno, de la mano de Mónica Gangemi y Gustavo Franco que vistaron el estudio en representación de la organización Asociación Civil Compromiso Vial.

En defensa de la alcoholemia cero –plasmada en proyectos de ordenanza y leyes–, la mamá de Ursula Notz, señaló: “Pedimos esta normativa y con ello disociar el alcohol de la conducción, que el que beba no conduzca”, explicó y remarcó: “No queremos ir contra el alcohol sino que el que maneje no beba alcohol”.

Retractores de la nominada alcoholemia cero sostienen que es imposible aplicarla debido a que existen algunos consumos que pueden alterar el alcoholímetro. En ese sentido, circuló que comer ensalada de frutas o bombones de licor, incluso aplicarse alcohol en gel o hacerse buches dentales, podrían provocar un falso positivo.

Con ánimo de echar por tierra estas afirmaciones, los integrantes de Radiópolis hicieron distintas pruebas que descartaron todas estas posibilidades. Almudena Munera se hizo un enjuague bucal, Jéssica Caballero comió bombones de licor, Juan Junco ensalada de frutas, Alejandro Cachari se aplicó alcohol en gel en manos y rostro y ninguno de los valores obtenidos tras soplar el alcoholímetro fueron positivos.

Sin embargo y para contrastar, Rocío Baró bebió una lata de cerveza. Tras el análisis correspondiente, el valor fue claro: 0,48 miligramos en un principio que, según se explicó, aumentaría con el correr de los minutos, a medida de que el alcohol ingresa al sistema sanguíneo.

En tanto, Franco desmentió otro rumor. Descartó por completo que los aparatos de medición puedan equivocarse. “Tienen margen de error cero, están muy bien calibrados”, remarcó.

Comentarios