Lo más importante

Tortura y gatillo fácil: la Policía en el centro del debate

Las balas de las fuerzas de seguridad mataron a más personas (16) que los delincuentes en ocasión de robo (15) en los primeros ocho meses del año en Rosario. Además, la Defensoría General afirmó que existe un caso de tortura o agresión policial por día. Para Ganón, “está en riesgo la convivencia democrática”. Galassi pidió “no generalizar y analizar caso por caso”

     Comentarios
     Comentarios

Dato 1: el gobierno provincal reconoció que en los primeros ocho meses del año los homicidios provocados por policías en el departamento Rosario son más que los cometidos por delincuentes en medio de un robo (16 contra 15, respectivamente). Dato 2: el Servicio Público Provincial de Defensa Penal registró 108 víctimas de algún tipo de tortura o abuso por parte de integrantes de la fuerza de la ciudad en tres meses y medio, casi uno por día. ¿Qué ocurre con la fuerza que debe cuidar a la sociedad? ¿Hay un crecimiento de la violencia institucional? El defensor general de la provincia, Gabriel Ganón, y el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, dieron sus lecturas y se cruzaron duro.

Ganón aseguró que los indicadores responden a un modelo policial “con hechos sistemáticos de tortura y hostigamiento hacia los jóvenes que pertenecen a los sectores más vulnerables de la sociedad” y un “paradigma de gatillo fácil”. Recordó el caso de Franco Casco que estuvo detenido en una comisaría antes de aparecer muerto en el río y el más reciente de Roberto Arrieta, con un agente detenido.

El defensor dijo que los crímenes de la fuerza se encubren y “se tipifican como ajuste de cuentas o como un falso enfrentamiento de personas con policías”.

“Necesitamos una Policía que nos cuide, no que nos esté asesinando o desapareciendo; y un Poder Judicial que tome las medidas que corresponde y que sancione a quién tenga que sancionar”, añadió el funcionario.

“Ganón es muy proclive a denostar todo el accionar de la Policía como si una sociedad pudiera funcionar sin la presencia policial”, replicó Galassi, quien dijo conocer el informe sobre los casos de tortura solo por los medios. Ese relevamiento, de diciembre de 2014 a abril de 2015, indica que hay un caso de violencia institucional por día en Rosario y la mayoría ocurre en la vía publica -72%- y en comisarías -18%-. (Ver el documento).

“No conozco el detalle del trabajo, ni cómo fue recolectado, ni en base a qué sustento jurídico para hacer esa afirmación. No digo que no tenga validez pero no lo conozco”, aseguró el ministro de Gobierno y Reforma del Estado entrevistado por los periodistas Jesús Emiliano y Ezequiel Musaschi (Hoy es siempre todavía, Radio 2).

Diferenció ese relevamiento de la Defensoría General con los datos oficiales de homicidios que Rosario3.com dio a conocer el martes pasado. De ese segundo informe se desprende que existen más muertos por armas policiales (16) que en ocasión de robo (15).

“Ese es un dato concreto que tiene que ver con los homicidios. En el caso que un policía ha sido responsable, como el caso lamentable de Puerto General San Martín (por Arrieta), el policía está preso”, señaló Galassi, lo que no implica que los 16 hechos registrados sean de gatillo fácil.

“Estamos hablando de un número que engloba muchas cosas y que llega acompañado de declaraciones del defensor que son descalificantes de toda la institución policial. Hay que tomarlas con seriedad y analizar caso por caso. Por supuesto que repudiamos y condenamos toda brutalidad policial e institucional pero es necesario analizar los datos precisos y no caer en generalidades”, añadió.

Impunidad y complicidad

Para Ganón, los niveles de violencia y represión estén ligados también a la impunidad y señaló: “El descrédito a la Policía y a la Justicia hace que las tasas de esclarecimiento se vengan abajo, con niveles de récord histórico y una tasa de esclarecimiento de las más bajas no solo del país sino de Latinoamérica”.

“Estamos ante una situación muy compleja porque además el Ministerio Público de la Acusación no investiga como corresponde, tampoco se toman las medidas desde el poder político, desde el Ministerio de Seguridad”, agregó el funcionario en Radio 2.

“Todo esto -continuó- pone en riesgo la convivencia democrática, porque si desconfiamos de los aparatos represivos del Estado, de las fiscalías, de los jueces y de la Policía; el panorama se vuelve complejo y desesperanzador”.

Galassi salió al cruce: “Ganón es muy proclive a denostar todo el accionar de la Policía como si una sociedad pudiera funcionar sin la presencia policial”.

“Nosotros -continuó- a los agentes que no cumplen la tarea los hemos sancionado y en muchos casos exonerados -400 uniformados este año-. Hay algunos con causas judiciales y presos. Pero de ahí a tener una mirada como Ganón de creer que una sociedad puede prescindir de la Policía y él permanentemente hostigar, criticar y denostar a la Policía no creo que sea el camino”.

Informe sobre homicidios

Comentarios

Segui Leyendo