Lo más importante

Un nuevo año en el IMOFyS

El Equipo de Investigación Morfológica-Funcional y Sistémica (IMOFyS) viene trabajando con fractales como herramienta para el diagnóstico temprano de patologías. Su lugar de trabajo es la Facultad de Ciencias Médicas

     Comentarios
     Comentarios

Los integrantes del IMOFyS han logrado darle una nueva mirada a un área como la Anatomía, que parecía haber agotado todo lo que tenía para ofrecer. Estuve presente durante su clase inaugural del mes de marzo y dos de sus miembros, María Eugenia Cabral (coordinadora del grupo) y Franco Facciuto (uno de los integrantes de la primera hora) nos cuentan los planes para el año que se inicia.

 

¿Cuál es el objetivo del IMOFyS para el 2015?
María Eugenia Cabral: La idea es avanzar dentro de los fractales con las bases físicas dado que ya manejamos la morfología. Para ello buscamos a la Dra. María Isabel Spengler quien se mostró interesada en el poster que presentamos en el Foro de Facultades y ahí se puso a estudiar fractales con nosotros. La Dra. Spengler es la directora de la Cátedra de Física Biológica de la Facultad de Cs. Médicas.



¿Hay nuevos integrantes del equipo?
El grupo de trabajo se ha ido agrandando. Estamos en contacto con todos los residentes de método diagnóstico del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez a quienes incluimos en el proyecto del año pasado. La Dra. Claudia Furlán se interesó e  invitó a participar a los residentes.



Además se suma la parte de aparato respiratorio, a cargo del Dr. Vinuesa, director de nuestro proyecto quien aporta las imágenes de sus pacientes. Esto con el fin de empezar a ver los procesos alérgicos.
 

También es importante la incorporación de un equipo de neurología que trata a pacientes con VIH porque las masas que ocupan espacios en el sistema nervioso tienen una evolución tórpida y son difíciles de diagnosticar. Nos interesa también estudiar la respuesta inmunológica e inflamatoria, para lo cual estamos incorporando una becaria.
 

¿Qué otros profesionales se acercaron?
El Dr. Daniel Piskorz (integrante del Servicio de Cardiología del Sanatorio Británico) está muy interesado con los fractales y está a nuestra disposición en cuanto a las imágenes que podamos necesitar. También estamos convocando a otro médico, el Dr. Diego Nanini que tiene una maestría en Biomecánica de Vasos. Esto es muy apropiado ya que nos interesa estudiar las propiedades físicas de la pared de los vasos y poder profundizar en una secuencia temporal que queremos investigar.


¿Qué avances podés mencionar respecto del 2014?
Con respecto al año pasado hemos crecido en cuanto a la cantidad de casos que hemos hecho, el perfeccionamiento del método. También nos dimos cuenta de las cosas que había que perfeccionar y corregir, con la ayuda de la Dra. Bertoluzzo. Continuamos leyendo mucho sobre el tema. Lo que hemos visto hoy en la clase es lo más nuevo que hay sobre el tema fractales, después de una búsqueda bastante extensa que realizamos.
 

En cuanto a los alumnos, hay por lo menos 6 chicos nuevos este año que se incorporaron luego de conocernos el año pasado. Tenemos todo el cronograma de actividades en nuestra página y esto motivó el interés de muchos alumnos.
 

¿Los temas de trabajo han permitido la incorporación de becarios?
Nos presentamos el año pasado a 7 becas, las cuales concluyeron de manera exitosa y fueron presentadas en distintos lugares. Franco Facciuto ganó la beca del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) en el 2014 y lo hemos ido acompañando. A raíz de esta beca está trabajando en un proyecto muy importante, donde a pesar de usar fractales se está separando de la imagen ecocardiográfica e introduciéndose más en la parte de sindrome metabólico e hipertensión arterial. Un tema apasionante.
 

¿Cómo es la interacción con las autoridades de la facultad?
En la facultad nos conocen como la gente que trabaja con fractales y conocen también el nombre de nuestro grupo. Contamos con el apoyo de la Secretaría de Ciencia y Técnica y cumplimos con sus reglamentos. Las autoridades saben de nuestro trabajo. Los chicos están incluidos en un grupo de personas que forman parte de entrevistas y también son invitados a los eventos de la facultad. La facultad nos proveé del ámbito institucional y de un espacio físico a través de un aula. Toda la producción que queda de nuestro trabajo es propia del grupo y la tenemos en la página.
 

¿Qué aprendizajes de los alumnos te interesaría resaltar?
Lo que veo de todos mis años de docencia es que la habilidad que se adquirió en el 2014 en cuanto a la lectura del diagnóstico por imágenes no lo veo en compañeros de otras épocas o próximos a recibirse. Estos chicos de los primeros años de la carrera con los que trabajamos tienen una gran capacidad para leer la morfología en métodos diagnóstico y darse cuenta lo que está bien o mal en forma rápida. Si bien esto no es un objetivo, es un efecto colateral altamente positivo. Ellos se llevan esa capacidad y nadie les puede quitar lo aprendido.
 

¿Qué otras colaboraciones han surgido?
Hay docentes que vieron nuestro trabajo tanto en la Jornada de Ciencia y Técnología organizada por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Rosario como en la Sociedad de Biología de Rosario, que no conocían la dimensión fractal y que nos llamaron para que diéramos clases en el doctorado de la facultad, en el área de Morfometría. Les gustó que hacemos algo innovador y quieren tener nuestra clase y los métodos que utilizamos. Los propios investigadores nos están convocando a partir de la lectura de nuestros trabajos.
 

En resúmen, el año pasado ha sido muy fructífero y parece que este año va a ser mejor con respecto a la cantidad de gente que logramos que se interese. Gente que le gusta enseñar, investigar y que se sienta con nosotros a estudiar.
 

Franco Facciuto, uno de los integrantes del IMOFyS, es becario del CIN y está llevando a cabo un proyecto que está generando nuevos conocimientos.


¿Cuánto te falta para recibirte y en qué tema estás trabajando?
Franco Facciuto: Me queda una materia para recibirme y estoy a punto de comenzar la práctica final. Me encuentro trabajando en el estudio de la dimensión fractal en el músculo del ventrículo izquierdo, viendo cómo es afectado por la hipertensión arterial. Con Eugenia estuvimos trabajando mucho y con la Dra. Guadalupe Bertoluzzo que es licenciada en Física y profesora de la Facultad de Cs. Bioquímicas y Farmacéuticas. Estamos investigando dentro de un proyecto en el cual queremos evaluar cómo son las secuencias de alteración del corazón izquierdo. Encontramos un árticulo de la revista Circulation (de la American Heart Asociation), en el cual se divide al órgano en segmentos. Este sistema no se usa mucho en la Argentina. Nos pareció una muy buena metodología para aplicar y estudiar mejor el corazón. A partir de la división en segmentos, esto nos permite tener una alteración secuencial de la modificación del miocardio e ir analizándolo a través de la dimensión fractal.
 

¿Tienen resultados preliminares?
Los resultados preliminares que tenemos nos dan una mirada que no condice en algunos aspectos con la bibliografía actual. Hay ciertos artículos y publicaciones, incluso libros, que dicen que determinado segmento es el más afectado y nosotros hemos encontrado que en algunos casos puede coincidir pero en otros casos no. Esto nos motiva a seguir investigando.



¿Quiénes son tus directores de beca?
El director de la beca es el Dr. Miguel Vinuesa (profesor adjunto de Histología, Facultad de Cs. Médicas) y la co-directora es la Dra. Guadalupe Bertoluzzo, docente de la Facultad de Cs. Bioquímicas y Farmacéuticas.
 

Creo que esta beca es una oportunidad muy buena y la difundo por ser una muy buena posibilidad de difundir el hábito de la investigación entre nuestros compañeros.

 

El IMOFyS sigue creciendo, aportando conocimientos y sus integrantes continúan mostrando la misma pasión y ganas de siempre. Una verdadera fuente de inspiración.

 

Comentarios

Segui Leyendo