La moda quiere aprender a sonreir

Los semblantes serios que dominan pasarelas y campañas están dejando paso, poco a poco, a gestos más amables e incluso carcajadas. ¿Será una tendencia pasajera o la alegría llegó para quedarse?

     Comentarios
     Comentarios

Tradicionalmente, la moda se muestra en modelos de rostros serios y labios apretados. Tanto en catálogos como en pasarela, se asocia lo más cool de una tendencia a un gesto inexpresivo, tal vez para no distraer de lo que se está mostrando.

Todas recordamos a las top models de los noventas posando para las grandes marcas de la época con caras extremadamente severas, preocupadas, casi de displacer. Es que la seriedad en las modelos es desde hace décadas una constante en el mundo fashion: desfiles y campañas se caracterizan por ser protagonizados por mujeres de rostros largos e inexpresivos.

 

Pero esto está cambiando. Muy lentamente, la alegría en todos sus matices, la sonrisa, la risa y la carcajada, invaden la publicidad, las redes y las páginas de las revistas.

Hoy cada vez más marcas se posicionan políticamente o sustituyen las estudiadas poses de antaño por la frescura de los saltos, las sonrisas y la exaltación de la felicidad en todas sus formas.

 

Ser feliz suma

 

No es que de repente las marcas hayan dejado de solicitar a las modelos sus posados más imperturbables. De hecho aún pueden observarse en gran parte de las campañas y desfiles. Sin embargo, es fácil darse cuenta de que en los lookbook que presentan la ropa en las tiendas online de firmas como Zara, Mango o Reformation cada vez se cuelan más gestos amables, caras sonrientes y hasta carcajadas. También en los desfiles de marcas como Jacquemus o en las cuentas de Instagram e imágenes de street style de ciertas influencers. ¿Por qué este repentino cambio de semblante?

 

La risa no llega a la moda como un mandato más. Probablemente sea el resultado del llamado universal a una vida más consciente, que desde hace rato insiste con que hay que mejorar los hábitos de alimentación, de ejercicio y hasta espirituales para lograr una vida más feliz.

 

Reír es vital 

 

When you’re wearing your husband on your tshirt ❤️ #TheBlondeSaladGoesToLondon

Una publicación compartida por Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

Porque es la autenticidad lo que está de moda. No hay nada más contagioso que la alegría.

El cambio de paradigma se está produciendo paso a paso y a cuenta gotas. Las campañas principales de las firmas, tanto de lujo como low cost, aún se resisten a abrazar la alegría en todas sus manifestaciones. Seguramente la tendencia se vaya extendiendo a toda clase de imágenes y firmas hasta que, de nuevo, vuelvan tiempos más sobrios, ya se sabe que todo es cíclico.

 

making rooftop happy hour even happier • @ciroc #cirocthesummer #ad

Una publicación compartida por Danielle Bernstein (@weworewhat) el

Y a vos, ¿te resulta más atractiva la ropa si quienes la lucen se ven alegres, o todo lo contrario?

Comentarios