Ya sea porque existe un interés por la cultura árabe, o por el deseo de experimentar culturas completamente diferentes, o por los precios accesibles en cuanto a pasajes y alojamientos, muchos viajeros marcaron a Marruecos en sus rutas de viajes. Los que ya fueron por ahí, regresan con anécdotas increíbles sobre este país, atrayendo la atención a aquellos que desean saber más sobre este país y se plantean la posibilidad de tomar un destino turístico diferente al que suelen estar acostumbrados.

Los tours a Marruecos, además, serán capaces de ofrecer otra perspectiva, con un contexto, con una base histórica y, por supuesto, destacarán las cosas que no deben faltar a la hora de visitar o por hacer una vez que se está allí.

Sin embargo, existen muchos motivos por los cuales Marruecos se ha convertido en el destino turístico más trendy para viajeros. Tomá nota:

- La cultura

Algo que resulta de lo más llamativo es sin duda la cultura en Marruecos. Las diferencias culturales son notables y puede ser de lo más interesante el descubrir un lugar distinto.

- Las Medinas

Y, en concreto, la Medina conocida como Djemaa el-Fna en Marrakech, donde se puede ver todo un espectáculo que comienza desde las 8 de la mañana con sus vendedores de jugo de naranja recién exprimido pero, por supuesto, es mucho más que eso: música, monos, encantadores de serpientes, malabaristas, artesanos y comida, mucha comida a degustar.

- La gastronomía

En Marruecos se puede dar con una de las gastronomías más completas de todo el mundo. Aunque hay mucho por degustar lo que seguro que no puede faltar es el Tajín que no deja de ser un estofado de carne que se presenta sobre un plato de barro que guarda el calor por más tiempo.

- Pasar una noche en el desierto

Para esto, lógicamente, lo que debe hacerse es contratar un tour y contar con gente local porque las dunas, al poco tiempo, terminan pareciendo las mismas las unas respecto a las otras.

- Casablanca

Sí, es cierto que esta ciudad es la más occidentalizada que se puede encontrar en Marruecos pero no por ello debe eliminarse del itinerario. Es aquí donde se encuentra la Mezquita Hassan II la cual es la única que puede recorrer un turista no musulmán por su interior.

- Hammam

O lo que viene siendo un baño marroquí que para ellos es más bien como un punto de reunión con otros miembros de la comunidad donde desconectar y relajar cuerpo y mente.

¿Qué esperás para empacar tus cosas y aventurarte en esta fantástica experiencia?