No era tan así como lo contó. ¿Exageró? Así parece. Guillermo Andino salió a dar explicaciones sobre sus declaraciones del viernes pasado durante una entrevista radial en la que aseguró que organizó con el médico obstetra de su esposa el día del parto de la beba, a fin de que naciera en la misma fecha en la que Racing se consagró campeón del mundo en 1967: el 4 de noviembre.

De acuerdo a lo que publicó Exitoína, Andino realizó un contundente descargo al aire en América Noticias con el que afirmó que la historia que contó en diálogo con Sebastián Wainraich en Metro y Medio (FM Metro 95.1) sobre el plan secreto que llevó a cabo junto con un obstetra para adelantar uno de los partos su esposa que generó un amplio rechazo y repudio en las redes sociales “era una broma”.

El periodista aprovechó el cierre del programa que conduce para referirse a las críticas que recibió. “Quiero hacer una aclaración sobre un tema con el que hoy se polemizó en las redes sociales y que me tenía involucrado en la que a partir de una nota que me hizo Sebastián Wainraich en Metro y Medio la semana pasada, yo le decía que hace veinte años había consensuado con quien era nuestro obstetra la fecha de nacimiento de nuestra hija mayor, a partir de lo cual se armó un gran revuelo”, inició Andino su mensaje.

“Les quiero contar la verdad y la realidad de lo que pasamos veinte años atrás”, indicó el conductor de América, asegurando que los últimos días del embarazo de su esposa, Carolina Prat, fueron realmente muy difíciles porque tenía presión alta y por los miedos típicos de una madre primeriza.

“Nos reunimos en esos últimos días de octubre con nuestro obstetra y él nos dijo ‘esto no puede pasar del cuatro, cinco o seis de noviembre’. A partir de lo cual mi mujer, Carolina, fue quien pudo consensuar la fecha para que el parto fuera natural porque ella no quería ir a césarea por los miedos inherentes a un parto primerizo. Todo lo demás que dije es cuento o intentó ser una broma que yo mismo me encargué de alimentar”, explicó el periodista, que transmitió un pedido de disculpas a las personas “que se pudieron sentir afectadas o atacadas” con sus declaraciones.

“Todos los días se aprende algo nuevo y hoy aprendí que hay temas con los que no hay que hacer bromas”, concluyó Andino, que además aclaró que no utiliza redes sociales.

Más información

Polémica por la confesión de Guillermo Andino sobre el parto de su hija