Es verano y hace calor. Pero más allá de lo obvio, cuando las temperaturas máximas superan los 30 grados y las mínimas no das respiro, Rosario pasa de calurosa a sofocante.

Para este domingo, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anuncia una máxima de 36 grados con una sensación térmica por encima de esa marca.

Entonces, para poder lidiar con estas elevadas temperaturas y evitar los golpes de calor, conviene recordar algunos consejos de la Secretaría de Salud de la Nación.

Los golpes de calor pueden afectar a todas las edades, aunque los niños más pequeños y los adultos mayores son los más vulnerables. Estos son algunas recomendaciones para prevenirlo

-Tomar agua con más frecuencia, aún cuando no se sienta sed y evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías y muy calientes. .
-Consumir frutas y verduras y evitar las comidas abundantes.
-No realizar actividad física intensa.
-No esperar a que “aparezca” la sensación de sed o que los más chicos pidan agua. La oferta de agua debe ser continua. En el caso de lactantes, es recomendable darles el pecho de manera más frecuente. Asimismo, se recomienda bañar o mojarles el cuerpo con frecuencia.

Los síntomas


Es importante prestar atención a signos de alerta como: sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros.

En los bebés, es importante asegurarse de que la piel no se encuentre muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.

En caso de una emergencia, se recomienda llamar al 107.